Según Domingo Malzoni Martínez, Portavoz en Ávila del PARTIDO CASTELLANO (PCAS), la sangría poblacional que sufre Ávila se agudiza, según los informes poblacionales del Instituto Nacional de Estadística (INE), ya que la provincia ha perdido, en el quinquenio 2012-2015, 7.000 habitantes, tendencia que se está agudizando ya que en un solo año, 2015, ha perdido casi 2.700 habitantes, contando ya solo con unos 174.000 habitantes, y tendrá en 2029 (en menos de quince años) 20.000 habitantes menos; algo especialmente grave si además tenemos en cuenta el continuo éxodo juvenil de jóvenes que marchan a buscar trabajo a otras comunidades u otros países y nunca más vuelven (estimado en unos 10.000 jóvenes cada año en Castilla y León). Situación similar se produce en el resto de Castilla y León, que lleva -demográficamente hablando- seis años seguidos en caída libre, perdiendo del 1 de Enero de 2009 al 1 de Enero de 2015, casi 93.000 habitantes (más de los que residen en toda la provincia de Soria). El INE prevé que para 2029, la Comunidad Autónoma habrá perdido otros 225.000 habitantes. En 1950, la provincia de Ávila representaba el 0,9% de la población española, en 2015, solo el 0,35%.   

La situación más preocupante, para el PARTIDO CASTELLANO (PCAS), se está dando (y se va agudizar) en las zonas rurales ya que sus recursos demográficos están agotados, no hay jóvenes, y la prestación de servicios sociales se está eliminando a pasos agigantados. El medio rural de la provincia de Ávila (toda la provincia excepto la capital) ha pasado de 236.957 habitantes en 1950 a menos de 107.000 de los cuales la proporción de mayores de 65 años supera el 40%. Ávila es la sexta provincia más envejecida de España, con un 26% de su población total por encima de los 65 años (datos de 2015). Extensas comarcas de Ávila y de toda Castilla tienen una densidad de población inferior a los 8 habitantes por kilómetro cuadrado, y las áreas más afectadas son auténticos desiertos demográficos (por debajo de los 2 habitantes por kilómetro cuadrado). En los últimos 40 años se han cerrado 500 escuelas rurales en la provincia de Ávila. La Unión Europea considera en sus informes que aquellos territorios con densidad de población inferior a los 12,5 habitantes por kilómetro cuadrado tienen muy dificultada la regeneración demográfica y socioeconómica por medios propios.

Para los castellanistas, las administraciones provinciales, regionales y estatales han fracasado en la lucha contra la despoblación, después de 25 años de Planes Estratégicos contra la Despoblación, Agendas por la Población, Comisiones sobre Despoblación y Acuerdos y Medidas contra la Despoblación,… Es un auténtico sarcasmo que el consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez, también responsable de la Función Pública, anuncie que el Comité de las Regiones de la Unión Europea ha elegido a la Junta de Castilla y León para exponer sus recetas políticas contra la despoblación, cuando es un claro ejemplo de lo que no se debe hacer.

El PARTIDO CASTELLANO (PCAS) reclama medidas específicas, coordinadas e imaginativas para luchar contra la despoblación, así proponen utilizar los nuevos programas  de la política de Cohesión de la Unión Europea 2014-20, especialmente la Inversión Territorial Integrada (ITI) especialmente desarrollada para estos objetivos. España ha aprobado ya tres ITI“s, una centrada en la zona costera noratlántica (ITI Azul), otra en el Mar Menor de Murcia y la tercera en la provincia de Cádiz. Por su parte, las provincias castellanas de Soria y Cuenca, junto a la aragonesa Teruel están gestando una ITI contra la despoblación rural, bajo la denominación de SESPA (Área Escasamente Poblada del Sur de Europa), equivalente a la existente en Laponia (norte de Suecia, Noruega y Finlandia) NSPA (Área Escasamente Poblada del Norte de Europa), única región de toda la UE con una densidad poblacional tan baja como la Castilla Rural (8 habitantes por kilómetro cuadrado), pero mucho menos envejecida. En Febrero de 2016, las Cortes de Castilla y León aprobaron destinar 40 millones de euros a inversiones frente a la despoblación en la provincia de Soria mediante una ITI Europea.

El PARTIDO CASTELLANO (PCAS) reclama crear una Inversión Territorial Integrada (ITI) que incluya las comarcas más despobladas de Ávila, Segovia y Salamanca, con inversiones equivalentes a 100 millones de euros. Así los castellanistas llevarán ante el Congreso de los Diputados, por medio del Diputado de Compromís, Joan Baldoví, la participación de las Comarcas abulenses afectadas por la despoblación en una Iniciativa de Inversión Territorial Integrada de la Unión Europea, orientada a combatir la Despoblación Rural. A su vez, los castellanistas, mediante la Acción del Parlamentario Europeo de PRIMAVERA EUROPEA, Jordi Sebastiá, promoverán la creación de un Foro Europeo de lucha contra la Despoblación, cuyo funcionamiento será efectivo en 2016. Así mismo desde el PARTIDO CASTELLANO (PCAS) se articulará la coordinación de la propuesta de ITI para las Comarcas Rurales de Ávila con otras iniciativas similares en Castilla.

Los comuneros abulenses, hacen hincapié en la vertebración del territorio y en una estrategia de desarrollo social integrada, como ejes claves «para afrontar la desertización demográfica” que supone la despoblación para la provincia. Desde la formación castellanista se critica al PP y al PSOE por querer periódicamente «hacerse una foto» con el tema de la despoblación, acordando planes, proyectos, agendas y programas, durante los últimos veinte años, mientras se muestran incapaces de adoptar políticas adecuadas contra esta lacra que afecta tanto al medio rural como al urbano de nuestra provincia. El PARTIDO CASTELLANO (PCAS) urge la necesidad de un Plan de Repoblación de los desiertos demográficos castellanos, que articule diversas iniciativas como:

  • Medidas de creación de empleo, dinamización de la economía, identificación de sectores económicos con mayor crecimiento potencial, de ayuda a la natalidad y de fijación de las mujeres jóvenes, medidas de conciliación, de apoyo a la tercera edad y a la dependencia, etc.
  • Revertir los recortes de servicios que está sufriendo al mundo rural: supresión de líneas de transporte público, y reducción de sus frecuencias; reducción de servicios sanitarios básicos; recortes en dotaciones de profesores y maestros en los núcleos escolares rurales; encarecimiento de los servicios de las Residencias Públicas de la Tercera Edad y recortes drásticos en las Ayudas a la Dependencia.
  • Superar el aislamiento en telefonía móvil e internet en todo el territorio. Es necesario que la dispersión, el envejecimiento o la despoblación sean criterios prioritarios en los repartos de fondos de las administraciones, y que los programas LEADER y de Desarrollo Rural, así como las Ayudas de la PAC, integren actuaciones concretas contra la despoblación.
  • Dignificar la Vida Rural, potenciando la identidad rural y potenciando el funcionamiento en red de las localidades dentro del ámbito comarcal. Rechazo a la desaparición de municipios y entidades locales menores, y modelo simplificado de funcionamiento de la administración local en pequeños pueblos. Adopción de medidas fiscales (desgravación IRPF, tipo reducido IVA), sociales y financieras con perfil específico para los núcleos rurales con despoblación, con el fin de apoyar a las personas, emprendedores y empresas que se quieran asentar de forma permanente en esos medios rurales.