El PARTIDO CASTELLANO (PCAS) reclama facilidades al acceso de sillas de ruedas y coches de bebé en los autobuses urbanos de Ávila.

Según Domingo Malzoni Martínez, Portavoz en Ávila del PARTIDO CASTELLANO (PCAS), la empresa que gestiona los Autobuses Urbanos en Ávila, ÁVILABUS, es posible que esté incumpliendo en sus vehículos en Ávila la homologación de los autobuses urbanos que circulan por la ciudad de Ávila, respecto al espacio reservado para sillas de ruedas y cochecitos de bebés en estos vehículos de transporte público.

Tomando como base de que dicha empresa renovó su contrato con el municipio de Ávila, en 1010 por 10 años con opción a 10 años más por un monto de 2.136.000 € anuales, cuantía que debería garantizar un servicio ejemplar, es sorprendentemente que los usuarios abulenses de este transporte público perciben un deterioro de sus prestaciones y un recorte de sus servicios. En marzo de 2007 se renovaron seis (6) unidades de una flota total constituida por catorce (14) vehículos; estas adquisiciones consistieron en autobuses marca Euro Polis 9.4 con Rampa incorporada para cumplir con personas con discapacidad y cuentan con trece (13) asientos.

Respecto al aspecto que denuncia el PARTIDO CASTELLANO (PCAS) de Ávila, el ESPACIO RESERVADO PARA SILLAS DE RUEDAS de personas discapacitadas y los COCHECITOS DE BEBÉS, nunca existió limitación ni vulneración al derecho a viajar a los colectivos mencionados (discapacitados con movilidad reducida, utilizando sillas de ruedas o madres y padres con niños y niñas de corta edad en Sillas de Bebés, hasta mediado del año 2012 cuando la empresa Ávilabus, de forma unilateral, sorpresiva, agresiva y alevosa dispuso arbitrariamente, que solo pudiesen viajar en cada vehículo del transporte público “UNA SOLA PERSONA EN SILLA DE RUEDA Y UNA SOLA MADRE/PADRE CON COCHECITO DE BEBÉ”. Sin el aval técnico ni administrativo de las Autoridades Municipales, que no controlan a la empresa adjudicataria del servicio y que se limitan a pagar las certificaciones correspondientes, permitiendo de que dicha empresa se tome atribuciones en la prestación del servicio, que perjudican gravemente los intereses de vecinos y usuarios del autobús urbano.

Domingo Malzoni, tras pedir reiterada e inútilmente repuesta al Ayuntamiento, se dirigió al PROCURADOR DEL COMUN de CASTILLA Y LEON, quien viene tramitando esta QUEJA desde el pasado octubre de 2015 con el número de referencia 20154105, quien viene pidiendo por segunda instancia más explicación al Ayuntamiento de Ávila y a Fomento y Medio Ambiente sobre la correspondiente homologación de los autobuses para poder esclarecer ¿Cuándo se incumplió? Si cuando se permitió viajar a más de una silla de rueda o más de un coche de bebe, o desde el 2012 cuando se prohibió viajar a una segunda silla de rueda o una segunda madre con coche de bebe.

LA SOLUCION ES MUY FACIL, a juicio de los castellanistas, retirando una BUTACA de las (13) habituales y dar más espacio para respetar el pleno derechos de la ciudadanía al servicio público urbano, además de que el Ayto. controle eficazmente a la empresa concesionaria.

By |2017-07-18T18:01:45+00:00julio 11th, 2017|Noticias Antiguas PCAS|

Sobre el Autor:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies