Según Domingo Malzoni Martínez, Portavoz en Ávila del PARTIDO CASTELLANO (PCAS), que durante cuatro años lleva reclamando implantar el Servicio Nocturno en los Autobuses Urbanos de Ávila, es urgente volver a poner sobre la Mesa de la actual Corporación Municipal y en el debate social y cívico esta reivindicación que desgraciadamente no está siendo atendida ni por parte del Grupo de Gobierno del PP, ni por quien lo apoya como Ciudadanos, ni tampoco por los de la oposición, PSOE, IU, TRATO y UPyD.

Los castellanistas insisten así mismo en denunciar el mal funcionamiento general del Servicio de Autobuses Urbanos Municipal, ya que si bien en los primeros días de setiembre se pusieron en marcha unos cambios de recorrido en los servicios de autobuses urbanos, a mero gusto y gana de la empresa concesionaria Avila-Bus filial de Avanza, éstos no han resuelto ninguno de los problemas y carencias existentes, y se han implantado sin mediar estudios previos que justificaran racionalmente las modificaciones introducidas, sin controles técnicos municipales, sin respetar las inquietudes y necesidades de los vecinos abulenses, y sin ningún tipo de transparencia ni participación ciudadana, por parte de los vecinos de Ávila que son quienes pagan el mencionado mal servicio con sus impuestos.

El PARTIDO CASTELLANO (PCAS) expone como razones, cada día más reales, a la exigencia de un Servicio de Autobuses NOCTURNO en Ávila las siguientes:

 

1º) El incremento de la demanda, atribuible a la llegada a la ciudad de Ávila en el mes de setiembre de 1.300 personas al curso en la Escuela de Policía para cumplir una estancia en régimen de internado por espacio de 10 meses.

2º) Atender las crecientes demandas en este sentido de las personas que trabajan en el ramo de la hostelería y la restauración, fuertemente vinculadas al servicio al turismo del que tanto depende la ciudad de Ávila, y conscientes de que sus jornadas de trabajo terminan en muchos casos en horarios nocturnos, muy tarde y su regreso lo hacen a pie.

3º) Los pacientes y especialmente las personas mayores que necesitan acudir al Hospital de Sonsoles y lo quieren hacer temprano y con tiempo y solo dependen de un taxi o molestar a familiares o amigos.

Domingo Malzoni, en representación del PARTIDO CASTELLANO (PCAS), recuerda la incoherencia política de los responsables municipales, que en ocasiones claman por el carácter turístico de la ciudad de Ávila, y que otras veces aluden al escaso tamaño de la localidad para negar los servicios y derechos que reclama la sociedad abulense para avanzar. Para los castellanistas es el oportuno momento de representar a todos los abulenses, de exigir el Servicio Nocturno de Autobuses Urbanos, y de mejorar radicalmente los servicios mal prestados por ÁVILA-Bus, con la complacencia municipal, que comienzan a las 7:00 y finalizan a las 22:00, dejando 9 horas a la ciudadanía sin servicio público de transporte, tan necesario y reclamado.

Finalmente, desde el PARTIDO CASTELLANO (PCAS) se reclama un debate abierto y público sobre el Transporte Público en Autobús Urbano en Ávila, sobre la necesidad de rediseñar las líneas existentes, sobre la necesidad de más vehículos para flota de vehículos y sobre las demandas sociales en este servicio urbano, incluidas las ambientales y las turísticas, abriendo ese debate a la participación ciudadana, y no solo a las presiones de la empresa concesionaria. Así, los castellanistas recuerdan que la vecina ciudad de Segovia cuenta con 22 vehículos en su flota de autobuses urbanos (frente a 11 de Ávila), que cuenta con una línea de Servicio Nocturno (frente a ninguna en Ávila), con una frecuencia de paso de autobuses en las líneas de 15 minutos (frente a 30 minutos de media en Ávila), y que aún así van a incorporar 15 nuevos autobuses en Segovia para mejorar los servicios, la frecuencia y la calidad al ciudadano (incorporando wi-fi, videovigilancia y acceso sin contacto).