Desde el Partido Castellano se ha denunciado que «comparativamente» el tren de alta velocidad que cubre este servicio «tiene los precios más altos de toda España, si hablamos en términos de precio por kilómetro», situación que se agrava por la escasez de ofertas especiales lanzadas por la entidad.

Por ello, critica que las tarifas en Castilla y León de los servicios Avant, Alvia y Ave de Renfe “son especialmente abusivos por ejemplo los precios de un trayecto León-Valladolid en alta velocidad oscilan entre los 27,10 €  para el Alvia y los 32,10 € del Ave, para un tramo de apenas 125 km, en los que se circula por debajo de los 200 km/h debido a las características de la vía».

Se da la circunstancia además de que algunos de los trenes de “hora punta” que realizan los servicios a primera hora de la mañana y de la tarde, se completan, lo que en opinión de la formación, debe subsanarse con ampliación de la oferta de servicios.

INFRAESTRUCTURA MÁS QUE AMORTIZADA

Desde el Partido Castellano, se señala además que es una infraestructura “más que amortizada”, desde su entrada en funcionamiento, al tiempo que recuerda que “supuso un desvío de inversión pública durante más de 10 años, al tiempo que otras vías necesarias para nuestra tierra eran olvidadas en los presupuestos del Estado, por tanto los castellanos, ya hemos pagado por esta infraestructura, para que nos sigan sometiendo a un recargo extra.”

Los castellanistas, instan a Renfe y al Gobierno Central, a aplicar una reducción en las tarifas de este servicio, ya que el tren debe ser un “servicio público y no pretender amortizar el mismo con el precio de los billetes”.