En opinión del PARTIDO DE CASTILLA Y LEÓN (PCAL) en Burgos:” los políticos del PP y PSOE vuelven a ofrecer un triste espectáculo solicitando financiación a la institución dominada por el otro partido, buscando el enfrentamiento sin proponerse llegar ningún tipo de acuerdo”.

Los ciudadanos de Burgos vemos como en otras provincias de Castilla y León (Auditorio de Valladolid, Palacio de Congresos de León) los políticos locales consiguen financiación externa para sus dotaciones, en Burgos no ocurre lo mismo, y finalmente debe ser el Ayuntamiento quien cargue con la mayoría de los gastos.

Los políticos que ocupan los asientos del Consistorio burgalés además se caracterizan por reclamar siempre financiación a la administración que controla el otro partido y nunca al propio.

Los responsables locales de PP y PSOE debieran de aunar esfuerzos y buscar una financiación compartida con Junta y Gobierno Central del Auditorio del Complejo de Caballería al margen de enfrentamientos partidistas, que finalmente siempre pagamos los habitantes de Burgos.

El ejercicio político debe basarse en el diálogo, en la búsqueda de acuerdos y en proporcionar desarrollo a los territorios, sin embargo en Burgos se caracteriza por poner zancadillas al rival político, aunque lo paguen los ciudadanos, y estar bien considerado ante la cúpula dirigente del propio partido importando poco o nada el elector que queda relegado a depositar su voto en una lista cerrada en cada elección.  Ejemplos hay a decenas tanto en el Ayuntamiento, como en las Cortes de Castilla y León o en el Congreso de los Diputados.

Finalmente la Agrupación del PARTIDO DE CASTILLA Y LEÓN (PCAL) en Burgos lamenta que los políticos burgaleses muestren un mayor compromiso con sus siglas que con los ciudadanos, lo que revierte en continuos desacuerdos entre instituciones y el parón consiguiente de proyectos de vital importancia tanto para la ciudad como para la provincia.