Líneas de autobuses urbanos sin servicio hasta bien avanzada la mañana, vías urbanas abiertas al  tráfico por el paso de vehículos particulares y no por la acción de las quitanieves o aceras repletas de nieve, certifican un nuevo fracaso del Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Burgos. 

La formación castellanista PCAL-Burgos, considera decepcionante la respuesta que el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Burgos, que preside Juan Carlos Aparicio, ha dado ante la nevada de esta noche en la capital burgalesa. A juicio de esta formación castellanista la respuesta municipal a la nevada ha sido, una vez más, tardía, insuficiente y falta de coordinación, lo cual ha generado enormes problemas a la ciudadanía y a las empresas y comercios burgaleses, impidiéndoles el normal desarrollo de sus actuaciones.

En opinión de PARTIDO DE CASTILLA Y LEÓN (PCAL) la reacción del dispositivo municipal contra las nevadas se ha iniciado tarde, puesto que aunque comenzó a nevar en la tarde ayer  ninguna acción de peso se ha realizado hasta esta mañana.

PCAL- Burgos considera la dejadez y tardanza en actuar ante esta situación, del equipo de gobierno del PP, y muy especialmente del alcalde Aparicio y del concejal responsable Esteban Rebollo, es una negligencia especialmente grave cuando las previsiones meteorológicas avanzaban hace ya varios días la llegada del temporal y cuando además la nevada, aún siendo intensa, no ha sido especialmente copiosa.

Otros aspectos especialmente criticables de la mala gestión municipal ante la nevada, a juicio de PCAL han sido la descoordinación municipal, la mala gestión de los recursos y la incapacidad de facilitar la labor de determinados servicios claves como el de autobuses urbanos. Los castellanistas lamentan que a pesar del esfuerzo desplegado por los empleados municipales y de las empresas auxiliares, la ineficacia del equipo de gobierno municipal haya provocado que una nevada mediana colapsara buena parte de la capital impidiendo o dificultando el normal funcionamiento de su vida cotidiana a los vecinos.

El PCAL- Burgos reclama revisar el Plan de Nevadas de la capital burgalesa, y dotar a Burgos de un Plan de Emergencias, que evite el colapso completo y continuado de la ciudad, ante cualquier adversidad climatológica, que debía ser correctamente prevista y tratada.

Finalmente, desde esta organización castellana, se quiere agradecer a la ciudadanía burgalesa su cívico y solidario comportamiento ante la nevada, que deja más en evidencia la incompetencia de los responsables institucionales de hacer frente a estas emergencias.