El PARTIDO CASTELLANO (PCAS) reclama al Ayuntamiento moderar el riego de parques y jardines de Burgos.

La formación castellanista reclama, al Ayuntamiento de Burgos, que limite inmediatamente el riego de parques y jardines de la ciudad. En la actualidad los embalses –Úzquiza y Arlanzón- que proporcionan agua a la ciudad de Burgos, y a buena parte de su alfoz, se encuentran a menos del  45% de su capacidad, un 14% menos que hace un año, y un 27,5% menor que la media de los 10 últimos años.
Aunque la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), todavía no ha ordenado ninguna restricción para el uso doméstico, ya en Abril, la CHD solicitó al Ayuntamiento de Burgos, extremar el control del consumo y del agua utilizada, en la medida de lo posible, como riego o limpieza, el Ayuntamiento burgalés hizo caso omiso. Sin embargo el mismo organismo si ha determinado concluir la campaña de riego agrícola en buena parte de la Cuenca, para asegurar el consumo humano en los próximos meses.
Por ello, y ante las predicciones, que no anuncian importantes precipitaciones, ni a corto, ni a medio plazo, el PARTIDO CASTELLANO (PCAS), cree necesario, “comenzar urgentemente con medidas preventivas, que pasan por reducir el consumo de agua potable, en el riego diario de parques y jardines, en anticipación a medidas más drásticas si el otoño no es lluvioso”.
Burgos cuenta con un agua de gran calidad, eso nadie lo discute, sin embargo la preocupación del Consistorio va poco más allá, las políticas de ahorro y optimización del gasto del agua potable son inexistentes. Burgos es una de las ciudades españolas con mayor consumo por habitante de agua potable y más de un 10% del agua consumida en Burgos, se gasta en limpiezas viarias, baldeos y riegos.
Desde el PARTIDO CASTELLANO (PCAS) se viene solicitando desde hace lustros la implementación de diferentes medidas que busquen el ahorro de agua por parte, tanto del Consistorio, como las empresas y la ciudadanía. Sin embargo los responsables municipales no han sido capaces de poner en marcha ninguna de las sugerencias propuestas desde la formación comunera. Sin ir más lejos, en el fiasco de los mal llamados, Presupuestos Participativos, el PARTIDO CASTELLANO (PCAS) propuso entre otras medidas,  realizar un estudio de los recursos alternativos al agua potable procedentes del ámbito local. Entre ellos, los acuíferos, las aguas de escorrentías (las aguas que caen y corren sobre los techos de los edificios, en calles, aceras, durante la lluvia), caudales de agua no utilizados, aguas residuales y aguas pluviales. La idea consiste siempre en reducir el consumo de agua potable y destinar este tipo de aguas alternativas a limpieza, riego o actividades industriales. También se podrían estudiar otros proyectos para ahorrar agua, como aprovechar la que se desecha en las piscinas municipales para limpiar las calles. Ante estas propuestas, la única respuesta, del Concejal Antón, fue que desde el PARTIDO CASTELLANO (PCAS) se presupuestara la acción, criterio no solicitado en ninguna de las bases de la convocatoria de Participación Ciudadana.
Los castellanitas exigen al Ayuntamiento, “un compromiso municipal con el medio ambiente, promoviendo como exige la legislación europea, el uso de agua reutilizada para limpiezas viarias, baldeos y riegos, y no de agua potable como hace el consistorio burgalés, que suponen un 10% de todo el agua consumida por la ciudad”.
By |2017-08-22T14:01:01+00:00agosto 22nd, 2017|Noticias PCAS-TC|

Sobre el Autor:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies