La agrupación provincial del PARTIDO CASTELLANO (PCAS) manifiesta su más rotundo rechazo a la propuesta de Iberdrola de proceder al desmantelamiento y cierre de la Central de Velilla del Río Carrión en cuatro años.

Aunque los castellanistas palentinos somos partidarios de las energías limpias y renovables, nos oponemos al cierre de la central mientras no se haya concretado una alternativa económica en la comarca por parte de Iberdrola.

Por ello, desde el PARTIDO CASTELLANO (PCAS), aun siendo conscientes del agotamiento del ciclo del carbón, consideramos que la única solución viable para mantener el empleo en la zona no es el mero abandono y desmantelamiento de la central térmica, sino su reconversión en una moderna central de biomasa, para seguir produciendo energía de forma más respetuosa con el medio ambiente.

Para proceder a esta reconversión industrial tan necesaria en la zona occidental de la Montaña Palentina es para lo que se deben emplear los fondos MINER, que tanto se han despilfarrado los gobiernos populares durante décadas en parques, piscinas y otros edificios que no garantizan puestos de trabajo a la población que antes dependía de la actividad minera.

Desde el castellanismo palentino, urgimos a la sociedad palentina y castellana emprender un debate sobre política energética y despoblación, ya que estamos convencidos de que de nuestra capacidad para el aprovechamiento de las potencialidades de nuestro medio natural para generar energías limpias depende la viabilidad económica y poblacional de nuestras comarcas y nuestro futuro como sociedad.