Esta semana ha trascendido la noticia que a partir del próximo 19 de diciembre cambiará la concesionaria de la línea de autobús que une Aranda con Madrid, pasando de ALSA a AISA.

Esta noticia que podría haber pasado desapercibida, afectará de manera importante al servicio que reciben los vecinos de Aranda y del Nordeste segoviano, pues, de las nueve líneas de las que se dispone en la actualidad -repartidas desde las 5:10 hasta las 21:00 horas-, se pasará a tres de lunes a viernes, donde las salidas serán a las 5:10, a las 7:45 y a las 13:45 horas y cuatro los fines de semana, a las 7:00, 10:00, 12:45 y 16:45 horas.

Esta merma en los horarios se verá también reflejada en las paradas de la ruta, pues de las nueve salidas que hay ahora, dos de ellas tienen fin en la terminal T4 del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid Barajas, punto que no se tiene previsto para el nuevo servicio que prestará AISA. Y es que, con la nueva gestión se han diseñado dos líneas. Una de ellas con dos paradas, Aranda y Madrid, y la otra, con veinticuatro puntos en total.

Por otro lado, mientras que en la actualidad se puede llegar a Aranda desde Madrid mediante ocho opciones horarias, a partir de que sea efectivo el cambio de empresa, de lunes a viernes serán seis -7:30, 11:00, 15:00, 16:00, 19:15 y 21:30 horas- y sábados y domingos, cuatro -9:30, 12:15, 18:30 y 21:30 horas-.

El Ministerio de Fomento es el encargado de llevar a cabo la concesión de estas líneas de transporte mediante concurso, desde el PARTIDO CASTELLANO (PCAS) solicitamos al Ministerio la revisión de los criterios de la concesión, ya que si bien parece que el tema la lucha contra la despoblación “está de moda”, las medidas de las diversas administraciones públicas no hacen más que potenciar la muerte de los pueblos castellanos, desmantelando poco a poco sus servicios