El PARTIDO CASTELLANO (PCAS) ha detectado decenas de tramos dónde el carril-bici tiene una iluminación deficiente o inexistente. “Mientras en el periodo de Aparicio como Alcalde los parques tenían mayor número de farolas que de árboles, con Lacalle se pasó a apagar farolas sin ningún criterio, ni estudio contrastado”.

Según ha podido constatar la formación comunera existen infinidad de tramos donde la iluminación del carril bici urbano es mínima, o directamente nula. “Parece que la norma ha sido suprimir la totalidad de las luminarias que dan servicio a los carriles bici de la ciudad, quedando así, sólo iluminados aquellos tramos de los trayectos que reciben iluminación proveniente, por su cercanía, a la acera peatonal o la calzada”.

Sirvan de ejemplos el tramo que discurre por la Avda. de Castilla y León, junto a la Parroquia del Rey San Fernando, o un tramo aun más peligroso, el que pasa por el Parque Lineal del Vena, por su cercanía al río, “cualquier obstáculo en el carril-bici podría acabar con el ciclista en el río Vena”.

Este supuesto ahorro contrasta con el dispendio de la iluminación navideña, o con las diferentes pistas deportivas al aire libre de la ciudad que desperdician vatios durante horas sin albergar ningún usuario, como muestra las situadas entre  la C/ Adolfo Suárez y la Avda. Islas Baleares.

En un primer momento los castellanistas recomiendan una actuación  inmediata que puede pasar por turnar el encendido de farolas entre las de las aceras y las del carril-bici, u otras medidas que conjuguen el ahorro y la seguridad.

En un segundo paso el PARTIDO CASTELLANO (PCAS) apuesta por implementación progresiva de sistemas de iluminación inteligente por el que las farolas aumentan su intensidad al detectar la presencia de ciclistas y la disminuyen cuando no transita nadie por la vía en ese momento. También existen métodos de iluminación basados en la energía solar, cuya instalación y viabilidad debiera de estudiarse.

Finalmente desde el PARTIDO CASTELLANO (PCAS) se sigue reclamando al Consistorio burgalés que siga habilitando nuevos kilómetros de carril bici, “Burgos es la ciudad, de Castilla y León, con más vías específicas para ciclistas, pero en los últimos años los nuevos kilómetros inaugurados han sido mínimos, y las labores de mantenimiento prácticamente inexistentes”. Los castellanistas recomiendan a los (in)responsables de movilidad del Ayuntamiento que se lean el estudio de “Burgos en Bici” que solicita aumentar hasta 96 Km. las vías ciclistas en servicio, respecto a los 54 Km. actuales.