Ante la jornada del 1 de Mayo, día de los trabajadores , desde el Partido Castellano-Tierra Comunera (PCAS-TC) queremos centrar la atención en torno a tres puntos:
En primer lugar, ante el espejismo de la mejora del número de parados, queremos incidir en la creciente precarizacion del empleo, dando lugar a una nueva y triste realidad de personas con empleo, cuyo salario y condiciones laborales no le permiten contar con los mínimos necesarios para tener una vida digna. Estas personas no aparecen en las cifras del paro pero su situación es si cabe igual de angustiosa.
En segundo lugar, debemos reflexionar y prepararnos para la nueva realidad laboral que está llamando ya a la puerta de manos de los adelantos tecnológicos y la automatización, situación que traerá nuevos empleos, y la desaparición y el replanteo de los hoy existentes, nos exige soluciones para adaptar nuestro mercado de trabajo y evitar que un importante número de personas queden excluidos laboralmente.
En tercer lugar, el presente y el futuro del empleo exige de los agentes sociales y políticos un esfuerzo para articular un mecanismo de colaboración y negociación estable, ágil y fácilmente adaptable a los cambios en el mercado laboral, evitando los constantes cambios sujetos a los caprichos electorales.