El PARTIDO CASTELLANO TIERRA COMUNERA (PCAS-TC) ante el agravamiento del fenómeno de despoblación y de envejecimiento en las comarcas rurales de Castilla, y en concreto de Palencia, y ante la absoluta ineficacia de las actuaciones aplicadas por las Diputaciones Provinciales y la Junta de Castilla y León en esta materia, que tras décadas de anunciar nuevos programas y agendas, no han servido ni para fijar población, ni para mejorar la calidad de la prestación de los servicios públicos, ni para crear actividades productivas sostenibles en el tejido rural, urge a las diferentes administraciones públicas en Burgos a adoptar propuestas novedosas para atraer nuevos pobladores al medio rural, iniciando un proceso de “Repoblación Activa” ya que la mayor parte de las comarcas palentinas y castellanas afectadas por la despoblación y el envejecimiento carecen de recursos demográficos, sociales y económicos endógenos suficientes para garantizar el rejuvenecimiento e incremento de su población.

Con este motivo, el viernes 1 de Junio, a las 19:30 h. en la Sala de Audiciones de la Biblioteca Pública de Palencia, los castellanistas analizarán las políticas demográficas activas contra la despoblación en el Medio Rural, para analizar propuestas sociales, políticas y económicas que favorezcan un entorno favorable para la incorporación de determinados colectivos poblacionales en las áreas rurales más afectadas por la despoblación y el envejecimiento, en los auténticos desiertos demográficos de la España Interior Vacía: Castilla y Aragón principalmente.

Intervendrán en este acto: Julio Echazarra, presidente de la formación castellanista en la provincia de Palencia y bibliotecario de profesión y Luis Marcos, secretario de organización del Partido Castellano (PCAS), formación política que más iniciativas contra la despoblación rural realiza en toda Castilla, profesor e investigador en la Universidad de Burgos.

Los responsables del PARTIDO CASTELLANO (PCAS) recuerdan que los datos demográficos son cada vez más alarmantes y en muchos casos irreversibles: Castilla y León tiene hoy la misma población que en 1900, mientras que en ese periodo, España la ha multiplicado por tres, Cataluña y País Vasco, por cuatro. Además, Castilla y León pierde 25.000 habitantes al año (2013, 2014, 2015, 2016 y 2017) y perderá 260.000 en los próximos 15 años, Palencia 22.000, y Castilla-La Mancha 140.000 (según los últimos datos del INE). Castilla y León es la Comunidad más envejecida de Europa, con un 25% de mayores de 65 años, dentro de 12 años serán el 35% de la población. De los 552.000 habitantes que perderá España en 15 años, 402.092 se habrán perdido en Castilla y León y Castilla-La Mancha… ¡el 73% del total!. La Castilla Rural ha pasado en 60 años de 4 millones habitantes a poco más de 1 millón, se han cerrado más de 4.000 escuelas rurales, y la población en los núcleos rurales de menos de 200 habitantes, supera el 50% de mayores de 65 años. Gran parte de las comarcas rurales castellanas poseen una densidad de población inferior a 10 habitantes por kilómetro cuadrado: auténticos desiertos demográficos. Hoy el Medio Rural Castellano es un geriátrico a cielo abierto… dentro de poco solo un cementerio.

El caso de la provincia de Palencia es especialmente alarmante. En menos de 70 años (desde 1950) ha pasado de 234.000 a 161.000 habitantes (ha perdido más del 32% de su población mientras el total de España ha aumentado el 70%), datos que son aún peores en los municipios rurales de la provincia, que han pasado de albergar 193.000 habitantes en 1950 a tener empadronados hoy solo 80.000 (muchos de  ellos ficticios), con un 40% de mayores de 65 años.