Mercado Norte de Burgos. Foto de burgosconecta.es

La formación comunera ha solicitado al Ayuntamiento de Burgos que “se pongan en valor los locales exteriores del Mercado Norte”. Según ha conocido el PARTIDO CASTELLANO- TIERRA COMUNERA (PCAS-TC) existen peticiones tanto para ocupar algunos de los locales vacíos con nuevos negocios, como para el traslado de alguno de los negocios existentes a otras lonjas disponibles.

A juicio del Presidente Provincial de los castellanistas en Burgos, Domingo Hernández Araico,  “resulta indignante que el Ayuntamiento de Burgos, por una parte no ponga su patrimonio en valor, y por otra, no apoye a posibles nuevas actividades comerciales, o la expansión de otras existentes”.

La respuesta recurrente desde el área Comercio, es que la obras son inminentes “algo que no se creen ni los más jóvenes del lugar, llevamos con proyectos y « cantos de sirena» desde hace más de una década”. Las últimas informaciones fijan en al menos en 15 meses el inicio de las actuaciones. Estamos hablando del comienzo de las obras, entorno al segundo semestre de 2020, un plazo suficiente para atender alguna de las demandas existentes con contratos anuales. “Además con unas elecciones de por medio, que pueden dar como resultado una corporación municipal  con otras prioridades que el actual proyecto”.

Igualmente desde los comuneros burgaleses se solicita que en cualquier actuación se tenga en cuenta, a todos, los comerciantes del Mercado, tanto los locales internos, como los externos, que la reforma asegure  la fijación de puestos de trabajo de los pequeños empresarios instalados en el actual mercado Norte, y frene cualquier intención especulativa que pudiese relegarles a un espacio marginal dentro de la nueva dotación, perdiendo el espíritu que siempre ha tenido este tipo de mercado, una amplia oferta de productos de la mano de decenas de puestos con diferentes propietarios.

El PARTIDO CASTELLANO- TIERRA COMUNERA (PCAS-TC) no puede dejar pasar por alto la importancia del pequeño comercio tanto en Burgos como en toda Castilla y León. Este tipo de actividad contribuye muy beneficiosamente a la economía regional, el capital no sale fuera de nuestra tierra como ocurre con las grandes superficies y crea un importante número de empleos directos e indirectos, contribuyendo con ello  a la fijación de la población. El afianzamiento del comercio tradicional es, para los comuneros burgaleses, “indispensable para el Burgos del futuro, pues permite a la ciudadanía la adquisición de productos de primera necesidad, muchas veces locales, junto a sus viviendas sin tener que utilizar ningún tipo de vehículo, ni trasladarse a las afueras de la ciudad”.

El PARTIDO CASTELLANO- TIERRA COMUNERA (PCAS-TC) espera que las múltiples declaraciones de los responsables de estas instituciones en apoyo al pequeño comercio no sean sólo estéticas y que se plasmen en políticas activas de impulso al comercio tradicional y de proximidad.