El PARTIDO CASTELLANO (PCAS-TC) multiplica sus iniciativas para la reapertura del Tren Directo Madrid Burgos por Aranda

Manifestacion tren directo

Los responsables en Burgos del PARTIDO CASTELLANO TIERRA COMUNERA (PCAS-TC), intensificarán desde este mismo mes de septiembre sus acciones e iniciativas en favor de la reapertura del tren directo Madrid-Burgos por Aranda de Duero, al considerar que pasados tres meses desde la toma de posesión de Pedro Sánchez como presidente del nuevo gobierno socialista, no se ha tomado ninguna medida que pueda dejar un margen al optimismo respecto a esta infraestructura tan reclamada por las sociedades de las provincias de Burgos, Segovia y Madrid. La ausencia de datos oficiales y de que el nuevo Ministro de Fomento no haya hecho referencia alguna al trazado cuando ha explicado sus proyectos hacen temer que el tren directo tenga sus días contados. El PCAS-TC muestra su preocupación ante la ausencia total de noticias sobre el restablecimiento del tráfico ferroviario para el Madrid-Aranda-Burgos, tanto para pasajeros como para el transporte de mercancías, lo que hace temer que las verdaderas intenciones de Fomento son dejarlo morir para proceder a su cierre definitivo.

 

Cuando ya se ha de cumplido más de siete años y medio desde que en marzo de 2011, un desprendimiento en el interior del túnel de Somosierra dejara en su interior sepultada una bateadora de mantenimiento, y se cerrara definitivamente la línea, el Ministerio de Fomento, gobernado tanto por el PSOE como por el PP, ha mostrado su evidente y total refractariedad a todo lo que signifique una reapertura, viable social y económicamente de una línea clave para la Ribera del Duero y las zonas rurales del NE de Segovia y el norte de Madrid.

 

Los castellanistas burgaleses recuerdan que el transporte de mercancías del norte de España a Madrid, por la línea Burgos-Valladolid-Ávila-Madrid supone aproximadamente 150 km más al trazado del directo Madrid-Burgos por Aranda, cifras extraordinariamente significativas cuando se habla de reducir costes de transporte y de disminuir el impacto ambiental por la emisión de gases de efecto invernadero. Por otro lado, la Autoridad Portuaria de Bilbao, junto a las Cámaras de Comercio de las zonas afectadas, ayuntamientos y diputaciones provinciales, han expresado en varias ocasiones su apoyo al mantenimiento y reapertura de esta línea férrea. Los estudios realizados sobre la viabilidad de la línea informan del interés de empresas y entidades logísticas por el uso de la línea, mostrando su disposición a fletar hasta 80 convoyes diarios de mercancías. Todos los estudios de la Unión Europea apuestan por el ferrocarril convencional para el transporte de viajeros y mercancías, para reducir la siniestralidad de las carreteras, las emisiones contaminantes, el cambio climático y la calidad ambiental.

 

En las Directrices de Ordenación del Territorio de la Junta de Castilla y León, Burgos, Miranda de Ebro y Aranda de Duero aparecen entre los doce nodos del sistema urbano de la comunidad. Merece la pena reseñar que nueve son capitales provinciales, y que Miranda y Aranda son, junto con Ponferrada, los restantes nodos que no se corresponden con capitalidades provinciales. Además, su vitalidad económica es superior a la de otras capitales de provincia de Castilla y León.

 

Los castellanistas del PARTIDO CASTELLANO TIERRA COMUNERA (PCAS-TC), critican la actuación de los grandes partidos estatales en esta materia. Así el PSOE, responsable de la agonía de la línea en los años anteriores al derrumbamiento del túnel de Somosierra, y tras haber reivindicado en los últimos años la reapertura de la línea, cuando gobernaba el Partido Popular, no solo no ha realizado actuación alguna en este sentido, sino que ha tapiado el mencionado túnel, como muestra de su desinterés en la materia. Al mismo tiempo, el PP y Ciudadanos que ahora se apuntan al carro de la reapertura de la línea, en los últimos años han rechazado todas las enmiendas presupuestarias en el Congreso, Senado y Cortes de Castilla y León en este sentido.

Tras el reciente accidente de la línea en Sarracín, con el descarrilamiento de un transporte de mercancías, fruto del negligente mantenimiento y la falta de inversiones, el PARTIDO CASTELLANO TIERRA COMUNERA (PCAS-TC) va a redoblar sus iniciativas para que el ferrocarril directo Madrid-Burgos por Aranda de Duero este en la primera página de la Agenda política. Así, los castellanistas impulsarán de forma más decidida si cabe las concentraciones ciudadanas semanales en Burgos y Aranda de Duero por este fin, trasladarán al Congreso y al Senado, a través de los diputados y senadores de Compromís, con quienes el PCAS-TC y Chunta Aragonesista mantienen la cooperativa política Primavera Europea, la penosa situación de la línea y la urgencia de inversiones para su rápida reapertura.

De igual manera los castellanistas visitarán el Parlamento Europeo los días 17 y 18 de Septiembre, donde se reunirán con parlamentarios europeos para explicar la problemática de esta línea férrea y solicitarán ante el Comité de Peticiones de la Eurocámara que un grupo de parlamentarios europeos visiten la línea para sensibilizar a la Unión Europea de este problema.

Finalmente, desde el  PARTIDO CASTELLANO TIERRA COMUNERA (PCAS-TC), se va a analizar la realización en los próximos meses de acciones de movilización ciudadana, pro reapertura del tren directo Madrid Burgos, como las manifestaciones que sacaron a la calle a 10.000 personas en 2006 o el referéndum realizado en 2014 en Aranda de Duero con la participación de 3.000 personas.

 

By |2018-09-03T16:41:25+00:00septiembre 3rd, 2018|Noticias PCAS-TC|

Sobre el Autor:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies