La exclusión de las Nuevas Tecnologías que padece la mayor parte de la población rural de la provincia de Burgos es hoy en día  es uno de los principales factores que incentiva la despoblación rural y frena la creación de proyectos de desarrollo socio económico.  20.000 personas carecen por completo de acceso a Internet en la provincia de Burgos y otras 60.000 cuentan con servicio de internet precario, que funciona ocasionalmente y no alcanza la velocidad de 2 Megas/segundo. El 90% de los núcleos de población con menos de 500 habitantes se encuentran sin servicio de internet, o este es irregular y sin posibilidades reales de uso profesional. Así mismo, en torno a un centenar de los municipios de la provincia presentan deficiencias graves en la recepción de la señal de telefonía móvil, de la recepción de la televisión digital o de las emisoras de radio y televisión locales y regionales.

El PARTIDO CASTELLANO- TIERRA COMUNERA  (PCAS-TC) ha propuesto en diferentes ocasiones la inclusión en los Presupuestos Generales de Estado (PGE) de partidas destinadas a poner en marcha un Plan de Implantación del Internet Rural en todas las Comarcas de Castilla y León, que favorecería la implementación de políticas activas tendentes a la fijación de población, mediante la mejora de la calidad de los servicios públicos esenciales (comunicaciones, transportes, servicios sociales, educación y sanidad) e inversiones en la atracción de jóvenes que apuesten por vivir en el medio rural y crear allí sus proyectos empresariales y laborales. Los castellanistas proponían una partida de 30 millones para el Internet Rural, que hubiese multiplicado por 20 las actuaciones en esta materia efectuadas conjuntamente por las nueve Diputaciones Provinciales de Burgos y la Junta de Castilla y León en este territorio.

Los comuneros siguen insistiendo en que los Presupuestos Generales del Estado deben de incluir una partida de, como mínimo, 30 millones de euros para dotar de Internet Rural a todas las comarcas de las nueve provincias de Castilla y León, como medida compensatoria por décadas de olvido al medio rural de esta Comunidad Castellana por parte del gobierno central y como mecanismo para luchar contra la despoblación y el envejecimiento, así como el aislamiento y la falta de inversiones de empleo que asolan la mayor parte del territorio de las provincias de Castilla y León. Sin embargo los grandes partidos se encargan de que no, una y otra vez, no salga adelante.

Los castellanistas se concentrarán el Jueves 27 a las 10h. frente a la Diputación Provincial, exigiendo Internet rural de calidad en la provincia de Burgos.