El PARTIDO CASTELLANO (PCAS-TC) exige un acuerdo entre Castilla y León y el Gobierno del Estado para Infraestructuras e Inversiones

El PARTIDO CASTELLANO TIERRA COMUNERA (PCAS-TC), considera injusto y discriminatorio el reciente acuerdo bilateral alcanzado entre el Gobierno Central y la Generalitat de Cataluña mediante el cual se transferirán a la comunidad catalana 1.459 millones de euros para financiar infraestructuras, inversiones y gastos de la policía autonómica. Un acuerdo que para los castellanistas supone recortar la disponibilidad de fondos para Castilla y León y en general para el conjunto de las comunidades autónomas españolas.

La formación castellanista valora como absolutamente inaceptable que el Gobierno de Pedro Sánchez, como anteriormente hacía el de Mariano Rajoy, utilice los recursos de todos y los presupuestos de todos para alcanzar acuerdos que privilegian a unos territorios mientras discriminan a otros –los más desfavorecidos- al tiempo que pretenden exclusivamente –con criterios meramente partidistas- mantener apoyos parlamentarios, contentar a comunidades poco respetuosas con el interés general y alimentar su campaña electoral permanente con inversiones que deben distribuirse con criterios objetivos y en función de las necesidades reales.

El PARTIDO CASTELLANO TIERRA COMUNERA (PCAS-TC) así, reclama un trato similar para Castilla y León, de forma que se reclama al ejecutivo de Pedro Sánchez 500 millones de euros para intentar paliar el déficit de inversiones que esta comunidad autónoma castellana arrastra desde hace más de veinte años en materia de autovías, ferrocarriles e inversiones en infraestructuras.

Además los comuneros, y dado que el Gobierno Central aprobará en Consejo de Ministros la autorización a la Generalitat para que pueda refinanciar deuda a corto plazo y convertirla en deuda a largo plazo por importe de 2.773 millones de euros, un trato similar para la deuda de la Comunidad de Castilla y León, que es preciso recordar que es un territorio con una deuda inferior a la media del Estado y que además mantiene un menor porcentaje de su deuda con el Gobierno Central, acudiendo fundamentalmente al mercado para solventar sus necesidades de liquidez.

Para el PARTIDO CASTELLANO TIERRA COMUNERA (PCAS-TC), tratos de favor como este nuevo “regalo” financiero a la Generalitat Catalana, como el Cupo Vasco o Navarro o el pago de compensaciones a algunas comunidades para garantizar determinados apoyos parlamentarios, evidencian el descrédito del actual modelo territorial autonómico, especialmente en su configuración económico, y muestran la urgente necesidad de reformular el modelo territorial español y diseñar un nuevo modelo de financiación autonómica, que garantice suficiencia financiera a todos los territorios y al tiempo garantice la calidad en la prestación de los servicios públicos esenciales a todos los ciudadanos, con independencia de su lugar de residencia, algo que está claro que no es una prioridad para el PSOE, como anteriormente no lo fue para el PP.

Los castellanistas reclaman que todos estos aspectos se discutan en Foros Multilaterales, con representación de todas las comunidades autónomas, no en encuentros bilaterales que privilegian a los actores presentes y discriminan a los excluídos y vuelven a poner sobre la mesa la necesidad de un nuevo modelo territorial para España, basado en el federalismo solidario, con comunidades con los mismos derechos y deberes y que supere la división artificial de Castilla en cinco comunidades, uno de los principales errores de la transición democrática y del actual modelo autonómico.

By |2018-10-01T19:16:59+00:00octubre 2nd, 2018|Noticias PCAS-TC|

Sobre el Autor:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies