La formación castellanista solicita al Ayuntamiento de Burgos que facilite el tránsito de peatones en las obras del puente de las Rebolledas.  A juicio del PARTIDO CASTELLANO- TIERRA COMUNERA (PCAS-TC), a estas alturas de la obra no tiene sentido que el vallado perimetral sea tan amplio, y lo único que haga sea causar molestias a la vecindad de la zona que debe cruzar la acera para evitar el mismo, ante la imposibilidad de seguir recto, cuando el tráfico peatonal se puede desarrollar sin ningún riesgo.

Ante esta situación, la formación comunera, se ha dirigido al Alcalde de la ciudad solicitándole que se permita el paso de peatones, retirando el vallado de la obra que afecta al tramo peatonal, manteniendo el imprescindible para evitar el tránsito de vehículos. La actuación es tan simple como liberar de vallado las zonas por la que discurre la acera, que desde hace días no es necesario.