Desde el castellanismo, somos muy sensibles a este problema, apoyando las justas reivindicaciones de los vecinos, y exigiendo a las administraciones que se ponga coto a este tipo de locales.

No hace falta más que darse una vuelta por Madrid, para ver que dichos tipos de locales constituyen una auténtica invasión en barrios populares de rentas bajas, como Tetuán, Vallecas o Carabanchel, y que la presencia de gente joven en dichos locales es continua y mayoritaria.

Es muy preocupante este dato, porque la ludopatía, además de cebarse con personas de bajos ingresos y en situación desesperada, está viviendo un repunte muy importante en la juventud.

Así mismo, es de destacar la poca sensibilidad de ciertas figuras públicas del deporte y televisión, referentes de los más jóvenes, anunciando y promocionando sin ningún tipo de cortapisa este tipo de locales, en vez de promover un ocio saludable.

Es por ello, que desde el PARTIDO CASTELLANO – TIERRA COMUNERA (PCAS-TC) exigimos a las administraciones, tanto locales, regionales como estatales, la siguiente batería de medidas:

  • Normativa clara y estricta respecto los locales de apuestas, limitando su cercanía a colegios e institutos, así como el número de locales por zona.
  • Tratamiento de la publicidad de casas de apuestas de la misma manera que el alcohol o el tabaco.
  • Inspecciones rutinarias, controlando el acceso de menores en este tipos de locales.

Desde el castellanismo político, pondremos nuestro granito de arena apoyando las reivindicaciones vecinales en Madrid, así como ayudando a difundir en la manera de lo posible nuestra oposición a un modelo de negocio, nocivo, peligroso y cortoplacista, especialmente para las capas más vulnerables y desprotegidas de nuestra sociedad.