El PARTIDO CASTELLANO- TIERRA COMUNERA (PCAS-TC) llama a la reflexión y solicita una candidatura sólida para 2031

Tras el fracaso de Burgos 2016, ya no tanto por no ser designada como Capital Cultural, sino por la falta de previsión, inversión, y actividades en su camino, los castellanistas llaman a la reflexión antes de emprender un camino, que necesitaría de un mínimo de 40 millones de euros, en caso de ser designada, y no menos de 800.000 € anuales, en labores de promoción y actividades desde 2020 al año 2025, momento de la elección.

A juicio de la formación castellanista del PARTIDO CASTELLANO- TIERRA COMUNERA (PCAS-TC), el proyecto debe comenzar de abajo hacia arriba y contar desde su concepción con todos los agentes políticos, económicos, sociales, empresariales y fundamentalmente culturales de la ciudad, “y que no se base en un proyecto elitista para repartir unos millones de euros entre los amigos del PP y del PSOE ”.

Para empezar nuestra ciudad debe de coordinarse con la Junta de Castilla y León para convertir la candidatura de Burgos en una “candidatura” autonómica, que cuente con la implicación total y el apoyo económico de la Junta, y también, asegurarse de que nuestra ciudad es la única de la comunidad autónoma que busca ese galardón.

El Ayuntamiento de Burgos es la administración que lidera la candidatura de Burgos hacia la capitalidad cultural europea en el 2031, debe de aprender de la experiencia de la candidatura de 2016. A juicio de los comuneros burgaleses, “se debe elaborar un proyecto de ciudad que subraye las potencialidades históricas de Burgos, su tradición como referencia patrimonial y asociar una programación cultural que tanto en los años previos, como a lo largo del año de la capitalidad y durante los posteriores sea capaz de convencer al jurado que designe a Burgos como Capital Cultural”.

En octubre el PARTIDO CASTELLANO- TIERRA COMUNERA (PCAS-TC), ya recomendó al Ayuntamiento  que uno de ejes de la candidatura a Ciudad Europea de la Cultura en 2031 fuese el castellano. Además  del  origen de la Lengua, Burgos cuenta con elementos diferenciadores respecto a cualquier otra candidatura, los Yacimientos de Atapuerca, , lugar donde habitaron los primeros europeos hace más de 1.000.000 años, y  las Leyes de Burgos, primera declaración de derechos humanos de la historia. Catedral y  Camino de Santiago son otros de los ejes sobre los que se debiera construir la oferta del ‘Burgos 2031’. Proyectar esas referencias hacia el futuro para construir una oferta viva, con todos y cada uno de esos elementos es la tarea ahora.

Medidas propuestas: creación de cursos de castellano en colaboración con la UBU mediante convenios con otras universidades europeas y americanas principalmente. Recuperar los cursos Mérimée de Sebastián”. Abrir un Centro de Creación para colectivos de artes escénicas, artes plásticas, audiovisuales y música; con especial atención a los artistas noveles primando las nuevas expresiones artísticas: video-arte, fotografía, etc. Centro de Cultura Tradicional, aprovechamiento museístico de Edificio de Capitanía y Cuartel Diego Porcelos, para crear una exposición permanente de artistas locales, Modesto Ciruelos, Segundo Escolar, Vela Zanetti, Juan Vallejo, etc.