La Fiscalía Provincial ha remitido, al Juzgado de Guardia la denuncia presentada en el pasado mes de enero por el concejal castellanista de Revillarruz, Carlos Martínez.

La denuncia que el PARTIDO CASTELLANO-TIERRA COMUNERA (PCAS-TC) puso en conocimiento de la fiscalía, versa sobre la presunta comisión de delitos de Prevaricación, Cohecho y Malversación de Fondos Públicos.

Entre los hechos relativos a la actuación del Alcalde pedáneo, la Fiscalía considera punibles, la apropiación de un tramo de calle pública, la usurpación y apropiación de varios caminos vecinales, el vallado de terreno público colindante con una parcela de la propiedad (del Alcalde pedáneo), y la distribución ilegal de aguas; que podrían constituir delitos de territorio, usurpación y distracción de aguas, y que por lo tanto deben de ser investigados.

En el escrito remitido por la Fiscalía, se apunta a que, “se hace preciso judicializar la instrucción de las diligencias de investigación que se estime procedentes… a fin de que se proceda a investigar los hechos denunciados”.

La formación comunera también muestra su satisfacción ante la decisión de la justicia, “que se preocupa por una serie de actuaciones que podrían constituir delito, y que se llame a declarar al Alcalde pedáneo en condición de investigado”.

Finalmente el PARTIDO CASTELLANO-TIERRA COMUNERA (PCAS-TC), reitera su compromiso con la transparencia, también en las pequeñas instituciones, “los dirigentes políticos deben tener como objetivo servir a la ciudadanía, y no valerse del cargo público para su propio beneficio”.