Un 12 de marzo de 2010 fallecía Miguel Delibes, prácticamente coincidiendo  con el noveno aniversario de su muerte los castellanistas burgaleses volverán a proponer, en el Pleno de este viernes, que se dedique una calle de la ciudad a Miguel Delibes.

Tras más de media docena de intentos, desde la fecha de su muerte, los castellanistas, solicitarán en el Pleno municipal, que se designe una de las calles de Burgos en homenaje a Miguel Delibes. El PARTIDO CASTELLANO- TIERRA COMUNERA (PCAS-TC) viene reclamando la presencia, del excepcional escritor castellano, en el callejero burgalés, desde su fallecimiento fecha en que se propuso dar su nombre al Bulevar, proposición desechada por el entonces alcalde Aparicio.

Posteriormente, hace más de dos años, en Noviembre de 2016, los castellanistas volvían  a solicitar, esta vez, en el Pleno Municipal, este reconocimiento. Entonces la escueta respuesta del Alcalde fue, textualmente, “se verá en el Área de Cultura”. Las buenas palabras o el silencio, dejan a Delibes sin calle. Tampoco se tuvieron en cuenta las solicitudes de 2017 ó 2018, esta última también en sesión plenaria.

El PARTIDO CASTELLANO- TIERRA COMUNERA (PCAS-TC) lamenta, que todavía, Delibes no cuente en Burgos con un reconocimiento del máximo nivel a este gran novelista y ensayista castellano, ya que su relación, personal, literaria y emotiva, con la ciudad y la provincia de Burgos ha sido continua y ejemplar. Así, desde las filas comuneras se recuerda que desde su juventud estuvo profundamente unido a las tierras y gentes burgalesas, que tuvo en la localidad de Sedano su segunda residencia, que algunas de sus obras literarias más significativas estuvieron ambientadas en la ciudad y en la provincia de Burgos, que es Medalla de Oro de la Provincia, entregada por la Diputación de Burgos, y que es el escritor en lengua castellana más leído por la sociedad burgalesa.

La reiterada negativa del Equipo de Gobierno del PP a reconocer en Burgos a Miguel Delibes no constituye una muestra de cultura, y evidencia su incapacidad para valorar a uno de los mejores literatos en lengua castellana, su alejamiento de la sociedad, al no reconocer que Delibes es uno de los escritores más leídos y queridos por la ciudadanía de Burgos, y su falta de inteligencia, al no aprovechar el importante componente burgalés de la vida y obra de Delibes para incorporar a Burgos a la amplia plataforma de ciudades que reivindican su figura. Por suerte muchas otras localidades castellanas y de otros territorios honran al genial creador, tan vinculado a las tierras burgalesas. Así ocurre, en localidades como Valladolid, Aranda de Duero, Sedano o Santa María del Campo, que se han puesto a la vanguardia de la reivindicación de tan genial escritor castellano.

Burgos debe de convertirse en una referencia en el estudio de la Lengua Castellana, propuesta también desechada por la Junta de Castilla y León y Ayuntamiento. Histórica propuesta castellanista de la que ahora pretender apropiarse otra formación, que ha presentado “una copia burda del proyecto del PCAS-TC, que no pasaría ningún sistema anti-plagio”.