La concejala castellanista en el municipio de Quintanilla Vivar, Rosario Íñiguez, ha mostrado su descontento, sorpresa e indignación al conocer dicha resolución a través de los medios de comunicación (en concreto en la edición de hoy en Diario de Burgos).

La noticia publicada da cuenta de la desestimación del Recurso presentado en su día por el PARTIDO CASTELLANO-TIERRA COMUNERA (PCAS-TC). El recurso que data de Junio de 2018, buscaba paralizar la construcción de una nave industrial, al incumplir aparentemente las normas urbanísticas del municipio; recogidas en el capítulo segundo artículo sexto, punto 6.7, de la normativa municipal.

Los responsables municipales no informaron, al resto de corporativos, en su momento del Experiente solicitado por la empresa interesada para la construcción de la nave. El Equipo de Gobierno según Íñiguez, “no tiene en cuenta los intereses municipales, y  la información no fluye a la totalidad de los corporativos”.

La formación comunera sigue insistiendo en que presuntamente hay un incumplimiento de las normas urbanísticas y de la normativa municipal.

Rosario Íñiguez y el equipo jurídico del PARTIDO CASTELLANO-TIERRA COMUNERA (PCAS-TC) está a la espera de tener conocimiento de primera mano de la resolución del órgano competente,  para ejercer las acciones oportunas.

Finalmente el Presidente Provincial del PARTIDO CASTELLANO-TIERRA COMUNERA (PCAS-TC), Domingo Hernández Araico, “lamenta profundamente que nuestra Concejala conozca una resolución administrativa mediante una noticia en un  medio de comunicación y no por los medios administrativos oficiales. Ante estas circunstancias la formación castellanista solicitará que la Junta de Castilla y León depure responsabilidades ante esta bochornosa circunstancia”.