La formación castellanista PARTIDO CASTELLANO TIERRA COMUNERA (PCAS-TC) ha valorado muy críticamente las últimas actuaciones del Ayuntamiento de Burgos y de la Diputación Provincial de Burgos en relación a las retribuciones de sus corporativos, cuyos acuerdos provocarán probablemente incrementos en las remuneraciones totales que percibirán superiores al 20%, respecto a las del mandato anterior en ambas instituciones.

Los castellanistas burgaleses consideran un espectáculo bochornoso ante la ciudadanía burgalesa que la primera preocupación de concejales y diputados provinciales, al acceder a sus nuevos cargos  haya sido exclusivamente la de mejorar sus ingresos, en algunos casos de manera obscena y condicionando a obtener esas retribuciones la propia gobernabilidad de las instituciones, como es el caso del concejal Vicente Marañón de Ciudadanos.  Así mismo, desde el PARTIDO CASTELLANO TIERRA COMUNERA (PCAS-TC) se considera también totalmente reprobable la contratación de varios exediles, como Antonio Fernández Santos, por parte del alcalde De La Rosa como “asesores”, aumentando además el gasto municipal en personal discrecional y elegido “a dedo” cuando esas figuras, en caso de ser estrictamente necesarias, debieran tener un perfil técnico y profesional y no apostar por la politización y los criterios partidistas para su ocupación o creación.

Los castellanistas burgaleses estiman que los incrementos de retribuciones de los 27 concejales del Ayuntamiento de Burgos y de los 25 Diputados Provinciales de la Diputación Provincial de Burgos superará ampliamente el millón de euros anuales, por la suma de todos los conceptos (dedicaciones exclusivas completas o parciales, incremento en el número de presidencias y vicepresidencias, salarios, asistencias a comisiones, plenos y órganos colegiados de la administración paralela, incremento en las retribuciones por comisiones, etc…), lo cual supondrá prácticamente un incremento en el gasto por las retribuciones percibidas por los concejales y diputados provinciales de 5 millones de euros a lo largo de todo el mandato 2019-2023, a lo que habrá que añadir las ya anunciadas subidas en las retribuciones que percibirán los grupos municipales en el Ayuntamiento y posiblemente también en la Diputación Provincial.

La formación castellanista PARTIDO CASTELLANO TIERRA COMUNERA (PCAS-TC) considera indignante que ante la grave Deuda Municipal, que ha obligado a realizar un Plan de Ajuste Económico, ante los grandes problemas que atraviesa la ciudad y sus vecinos, muchos de ellos acuciados por el paro, la precariedad o la dificultad de acceder a una vivienda digna, o ante la despoblación y envejecimiento de nuestras comarcas rurales, la prioridad y urgencia de todos los grupos políticos, con independencia de su color político, sea sencillamente aumentar vergonzosamente el dinero público que llega a sus bolsillos personales. Los castellanistas reclaman que se anulen los abusivos incrementos en las retribuciones de concejales y diputados provinciales, y que se aplique una política de austeridad en el ejercicio público, bajo la premisa de que quienes acceden a la política deben hacerlo para servir a la gente y no para servirse personalmente de los recursos públicos, que deben llegar a las capas de la ciudadanía que más los necesitan.