Secretario General

Javier BeneditJavier Benedit Algora es el Secretario General del PARTIDO CASTELLANO (PCAS) desde el III Congreso Nacional, celebrado en Burgos el 25 de Octubre de 2014. Nacido el 8 de Enero de 1962 en Madrid. Técnico en Instalaciones y Líneas Eléctricas, ejerce de Ingeniero Técnico en una empresa del sector energético. Ha formado parte del Comité Ejecutivo del PARTIDO CASTELLANO (PCAS) desde su Congreso Fundacional en 2009 hasta su elección actual como Secretario General. Anteriormente fue miembro de la Junta Comunera Nacional de TIERRA COMUNERA (TC).


Esto de la política se ha convertido en una forma de vida para la mayoría de los que aceden a ella. Eso hace que los valores y las ideas queden en segundo plano cuando están sujetas a necesidades e intereses personales más básicos. Profesionalizar la política no significa crear un medio de vida lucrativo y generoso, sino una mejor forma de hacer las cosas, de conseguir retos y objetivos para mejorar la sociedad y la forma de vida de los ciudadanos.

La política en el sentido ejecutivo es servicio a la sociedad, no es un modo de enriquecimiento. Hay personas, y no pocas, que estamos en esto porque creemos en la democracia como la mejor forma de desarrollo de las sociedades, porque estamos convencidos que se pueden hacer las cosas mejor, que hay ideas y propuestas que merecen la pena llevarlas a cabo, que es una necesidad avanzar en dejar un mundo y unas sociedades mejores.

Pero no nos engañemos, llegar a gobernar implica acercarse al poder, ese al que queremos cambiar, y eso implica riesgos. Por eso los cargos públicos, deben estar controlados y regulados en sus tiempos y en sus cometidos. La vida pública debe ser intensa en lo social pero efémera y absolutamente transparente.

Tenemos que cambiar las cosas para mejorarlas, ese es el único objetivo político. Las propuestas para conseguirlo es la diferencia entre las opciones políticas.

En el Partido Castellano llevamos años trabajando por hacer de esta sociedad algo mejor, denunciando la situación de corrupción y degradación social a la que nos han llevado, luchando por regenerar la democracia, llevando propuestas de cambio y sobre todo, practicando con nuestro ejemplo, el de nuestros cargos públicos y nuestras gentes. Trabajando para que los castellanos podamos desarrollar todas nuestras potencialidades, nuestras formas de hacer y de ser, nuestra aportación para que España, Europa y el mundo sean lugares mejores.

Basta ya de que los partidos y sus gobiernos representen a las minorías poderosas y exijamos que gobiernen para la gente. Necesitamos partidos y gobiernos que se pongan al servicio de las personas.