Logo Partido Castellano - Tierra Comunera

Castilla nos une

Castilla nos une

EL PARLAMENTO VASCO REMITE A SUS GRUPOS (PARLAMENTARIOS) LA RECLAMACIÓN DE PCAL-BURGOS SOBRE EL EXPOLIO DEL AGUA DE LAS MERINDADES Y EL VALLE DE MENA. (Agosto 2010).. (05/08/2010)

La Mesa del Parlamento Vasco en la reunión celebrada el pasado 27 de Julio decidió remitir a los grupos que forman dicho Parlamento la reclamación realizada por el PARTIDO DE CASTILLA Y LEÓN (PCAL-BURGOS) en relación al expolio hídrico que sufre el norte de la provincia de Burgos.

Hace unas semanas el PARTIDO DE CASTILLA Y LEÓN (PCAL-BURGOS) se dirigió tanto a la Junta de Castilla y León, como a diferentes autoridades de la comunidad vecina (Lehendakari, Ayuntamiento de Bilbao, Diputación Foral de Vizcaya y al Parlamento Vasco).

 

La reivindicación del PARTIDO DE CASTILLA Y LEÓN (PCAL-BURGOS) lamenta la tibia respuesta que se ha encontrado en la Junta de Castilla y León que ya debiera haber comenzado las negociaciones con la comunidad vasca.

 

PCAL-BURGOS reclama la finalización del expolio de agua del norte de la provincia de Burgos (en torno a 615 litros/segundo) que padecen desde hace ochenta años los municipios burgaleses de Merindad de Montija y Valle de Mena, con el objetivo de abastecer de agua potable a Bilbao y otros municipios vizcaínos.

 

Los castellanistas burgaleses reclaman la creación de una tasa equivalente a 20 céntimos de euro por metro cúbico trasvasado, y una compensación histórica de 155 millones de euros que revertirían en inversiones para la comarca de Las Merindades y muy especialmente para los dos municipios más directamente afectados.

 

Los castellanistas burgaleses recuerdan que en 1928, y a petición del alcalde de Bilbao, el Ministerio de Fomento de la Dictadura de Primo de Rivera, otorgó una concesión de agua a perpetuidad al Ayuntamiento de Bilbao de los ríos Cadagua y Cerneja (en Las Merindades), para lo cual se construyó el embalse de Ordunte, de 22 hectómetros cúbicos de capacidad, en el Valle de Mena, que comenzó a ser operativo en 1934. Posteriormente, en plena Dictadura del General Franco, en 1961, comenzó a funcionar el trasvase Cerneja-Ordunte (que transfiere agua, en cantidades de 160 litros/segundo, desde la Merindad de Montija en la Cuenca del Ebro al río Ordunte, en la Cuenca Cantábrica, mediante una conducción de 5 kilómetros, de los cuales 2 son de túnel). La suma de caudales de ambos sistemas proporciona 615 litros/segundo de agua que abastecen a más de 200.000 ciudadanos del Gran Bilbao (el 67% de la población de la capital vizcaína, que obtiene el resto de sus recursos hídricos de abastecimiento de un embalse alavés de la cuenca del Zadorra), mediante un trasvase de la Cuenca del Cadagua (donde desemboca el Ordunte) a la Cuenca del Nervión.

 

Los castellanistas del PCAL-Burgos consideran obsoleto, anacrónico y neocolonial, el mantenimiento de infraestructuras hidráulicas (trasvase Cerneja-Ordunte, embalse de Ordunte, etc…), en plena democracia y en el actual Estado de las Autonomías, en territorio de Castilla y León pero bajo titularidad, discrecionalidad y gestión del Ayuntamiento de Bilbao (perteneciente a la Comunidad del País Vasco), que se apropia de cuantiosos recursos hídricos anualmente sin control ni ningún tipo de compensación económica, y denuncian esta situación, exigiendo su revisión, mediante la adopción de los siguientes acuerdos.

 

Entre otras reclamaciones PCAL-BURGOS reclama el traspaso inmediato de la titularidad de todas las instalaciones hidráulicas correspondientes al trasvase del Cerneja-Ordunte y del embalse de Ordunte.

 

http://

Compartir publicación