Logo Partido Castellano - Tierra Comunera

Castilla nos une

Castilla nos une

JOSÉ IGNACIO DÍEZ ARRANZ LIDERARÁ LA CANDIDATURA DEL PCAL PARA EL AYUNTAMIENTO DE ARANDA DE DUERO (BURGOS). (Enero 2011). (03/01/2011)

El PARTIDO DE CASTILLA Y LEÓN (PCAL) ha hecho público esta mañana el nombre de la persona que encabezará su candidatura al Ayuntamiento de Aranda de Duero para las próximas elecciones municipales que se celebrarán durante el mes de mayo. Tal y como se preveía, se trata de la persona que desde hace siete meses ostenta el cargo de coordinador comarcal del PCAL, José Ignacio Díez Arranz, una persona joven de 38 que desarrolla desde hace doce años su carrera profesional en la capital ribereña que acaba de aterrizar en el mundo de la política. «Una persona honrada, honesta y con mucha ilusión que ha tenido el ímpetu y la valentía de coger el toro por los cuernos», ha descrito el secretario general del PCAL, José Ignacio Delgado, quien entiende que este anuncio es el «pistoletazo de salida» para la elaboración de listas en el resto de pueblos de la comarca.

Él ha sido elegido con el consenso de los afiliados del PCAL y esa será la fórmula que se utilizará para elaborar la totalidad de la lista aún por realizar. El hecho de que personalmente José Ignacio Díez vea con buenos ojos la labor y la experiencia del ahora concejal del partido en el Ayuntamiento arandino, Sebastián de la Serna, hace pensar que el edil estaré entre los primeros nombres de la candidatura. «Me gustaría ir entre los primeros puestos, pero es algo que no voy a decidir yo», comenta De la Serna.

«Aranda es una localidad mediocre, crispada y decadente». De esta manera explica el candidato por el PCAL su visión de la ciudad, donde la política municipal «hoy parece un cortijo». Por ello, opina que para que existe un futuro prometedor es necesario «recuperar el control del Ayuntamiento». Al mismo tiempo asegura que su intención es utilizar la política como un medio para conseguirlo, «no como un fin». Ilusión, ganas y compromiso es lo que asegura que tiene José Ignacio Díez, quien puntualiza que «existe una alternativa y por tanto una solución».

El nuevo candidato del PCAL ha leído una nota donde ha plasmado sus intenciones y su visión de lo que ocurre en el Consistorio arandino. En el ánimo de que llegue sin interpretaciones a los lectores, desde Diario de la Ribera hemos creído conveniente transcribirla literalmente. Sus declaraciones son las siguientes:

«En esta presentación que he tenido el honor de convocar, y que espero no resulte demasiado extensa, me gustaría hacer una mínima retrospectiva del camino que me ha llevado a presentarme hoy, ante ustedes, como Candidato del Partido de Castilla y León, PCAL, a la Alcaldía de Aranda de Duero, en las próximas elecciones municipales de Mayo del 2011.

Llevo más de doce años desarrollando mi carrera profesional, y mi día a día, en Aranda de Duero, tengo 38, no es una pequeña proporción.

Durante todo este tiempo he visto con mis propios ojos como Aranda, lejos de avanzar, se ha visto lenta, pero inexorablemente, sumida en un proceso de no evolución, o de retraso, como prefieran ustedes, que ha desembocado en la situación actual, en la que nuestro municipio, en comparación con las cotas de desarrollo que su potencial auguraba, se ha convertido en una localidad mediocre, gris y decadente.

Si observamos detenidamente los valores económicos que la sostienen y que le permiten mantener una posición de cierta dignidad en el panorama provincial y regional, comprobaremos que fueron alcanzados mucho tiempo atrás (pienso en las grandes empresas que se ubican en nuestro polígono industrial, o en la pertenencia a la región vitivinícola de la Denominación de Origen Ribera del Duero, que data ya de más de 25 años, por ejemplo).

En mis conversaciones, pudiéramos denominar «domésticas» con amigos, compañeros de trabajo, familiares, en fin, ciudadanos como yo de este municipio, coincidíamos en que, como en la película, en Aranda «nunca pasa nada»…nunca pasa nada positivo, al menos, pues hasta donde alcanzaba mi sondeo cotidiano de la sociedad arandina, la inmensa mayoría está más que harta de la batería de asuntos cansinos, eternos, farragosos, ineficientemente gestionados, oscuros en muchos casos, estúpidos e innecesarios en otros, que desvían la atención de lo verdaderamente importante en todos, que a lo único que conduce es al colapso del desarrollo municipal, aunque justificando, eso sí, la existencia «imprescindible» de un puñado de cargos públicos que dicen saber perfectamente lo que nos conviene.

Mi grado de desasosiego y mi motivación creciente respecto de estos asuntos, me llevaron a conocer, hoy sé que no por casualidad, a varios miembros del Partido de Castilla y León. Acercándome poco a poco, con cautela, pues yo no era ajeno al hartazgo y la desconfianza que la clase política provoca hoy en día a los ciudadanos de a pie, pude comprobar que su discurso y el mío, o sea, el de tantos otros que yo conocía, era prácticamente el mismo. Conocí su estructura, ligera pero resistente, a sus cargos, afiliados y simpatizantes, personas nobles, sencillas y transparentes. Pero lo que más me llamó la atención fue su perseverancia, su espíritu realista y su generosidad.

Perseverancia, porque no han sucumbido al desánimo en todos estos años y han seguido, y siguen luchando porque creen firmemente en que las cosas pueden hacerse de otra manera y porque la política municipal ha de conducirse para el beneficio del ciudadano y del municipio, no del munícipe y de su partido. Espíritu realista, porque son capaces de aparcar veleidades ideológicas, para centrarse en lo que, hoy por hoy, resulta verdaderamente imprescindible: la lucha por alcanzar una gestión digna y competente de nuestro ayuntamiento.

 

Cualquier persona reflexiva sabe que, sin ello, toda pretensión de desarrollo o posicionamiento ideológico de fondo, en un ámbito municipal, son paparruchas que lo único que consiguen es entretener y dividir al personal.Y ya sabemos….divide y vencerás. Y Generosidad, porque todo esto lo han hecho durante muchos años sin cobrar un duro, poniéndolo de sus bolsillos en la mayoría de los casos, con una auténtica convicción y un denodado espíritu de servicio.

Esto lo han más que demostrado en los últimos meses, no sólo permitiendo, sino impulsando y favoreciendo una profunda renovación en los cargos y estrategias del partido que ha permitido, entre otras cosas, que el que os habla pueda estar haciéndolo.

Así, en tanto me invitaron a participar en su nuevo proyecto, cuando me ofrecieron la Coordinación del PCAL en la zona de Aranda y la Ribera del Duero, como ahora, al encabezar la lista de las próximas municipales, me hubiera resultado bochornoso haberme negado, haber dado un paso atrás o la espantada por respuesta.

Toda la batería de disculpas que tan bien conocemos (no tengo tiempo, yo de esto no sé, temo por mi negocio, me buscaré enemistades, que lo hagan otros, etc.) sonaban ridículas ante el verdadero compromiso que implica la ciudadanía, la responsabilidad y el servicio público…..

…Pues no olvidemos lo que es un cargo electo de un ayuntamiento como el nuestro. No es más que un vecino, elegido por otros vecinos para velar por la buena marcha de las cuestiones municipales, potenciando su desarrollo, controlando su tesorería y sus bienes y asegurándose de que el reparto de los impuestos recaudados sea beneficioso para el municipio e igualitario para los ciudadanos. No vengo a criticar personalmente a nadie. Creo que cada cual se califica a sí mismo con sus actitudes y con sus aptitudes (sus capacidades). Conviene recordar que es peligroso explorar el límite de la propia incompetencia…. Cualquiera diría que muchos de los políticos que conocemos no se presentaran a unas elecciones, sino a unas oposiciones, y que su prioridad última fuera la defensa de su estatus, no del interés común, llegando incluso a legitimar, con una naturalidad pasmosa, cargos cuasi-vitalíceos.

Vengo a contar a los ciudadanos qué vamos a hacer nosotros, qué va a hacer el PCAL, no qué no han hecho los demás ¡¡eso ya lo sabe todo el mundo!!….y el que no lo sabe, es que no quiere saberlo, y luchar contra esa actitud sí que es una batalla estéril.Es muy cómodo no pensar, no arriesgarse, conformarse, no comprometerse socialmente. Pertenecer a la masa quejica nos salva del error. Sólo si criticamos sin hacer nada más, no podemos equivocarnos. Pero sin el equívoco no puede haber acierto, y sin el acierto no existe la evolución, sólo queda la involución, el retraso…

Vengo a poner a los habitantes de Aranda delante de su compromiso social, de su ciudadanía.Basta de mirar para otro lado, basta de poner excusas, ya está bien de conformarse con lo malo conocido.¡Esto no lo van a arreglar otros! ¡Esto lo tenemos que solucionar nosotros! Cada ciudadano, uno a uno, voto a voto. Porque, no nos engañemos, si cada uno no pone su granito de arena en este proceso ¡aquí no va a cambiar nada de nada!

Porque es imprescindible recuperar el control de la Gestión del Ayuntamiento, que hace tanto tiempo dejó de ser de los ciudadanos…hoy más bien parece un cortijo en el que librar vendetas familiares, desarrollar currículum personales, medrar socialmente y atender a los requerimientos impuestos por las maquinarias de los grandes partidos, desde vaya usted a saber dónde y con qué intereses últimos que, desde luego, no son los de nuestra villa o su comarca.

Por último, ofrezco mi más noble compromiso personal, utilizando la política como un medio, no como un fin, para impulsar el desarrollo de Aranda de Duero, introduciendo aire fresco y un nuevo estilo en su gestión municipal, creando una lista de personas honradas, capaces, solventes, que sepan ganarse la vida por sí mismos, como lista de candidatos del Partido de Castilla y León, PCAL, para la próximas elecciones de Mayo de 2011. Nada me gustaría más que este mensaje llegara alto y nítido a mis vecinos de Aranda y la comarca. Queremos transmitirles nuestra ilusión, nuestras ganas y nuestro compromiso, porque queremos que sepan que existe una Alternativa real, por tanto existe una Solución.
Muchas gracias.

 (Fuente: diario de la Ribera)

http://

Compartir publicación