Logo Partido Castellano - Tierra Comunera

Castilla nos une

Castilla nos une

El PARTIDO CASTELLANO (PCAS) PLANTEA LA POSICIÓN DE CASTILLA ANTE EL DEBATE SOBRE LA REFORMA DEL ESTADO DE LAS AUTONOMÍAS. (Febrero 2011). (07/02/2011)

El Comité Ejecutivo Nacional del PARTIDO CASTELLANO (PCAS), ha aprobado en su reunión celebrada en Toledo el domingo 6 de febrero, el siguiente documento sobre la reforma del Estado de las Autonomías en España.

Una de las consecuencias más recientes de la larga y profunda crisis económica que afecta a nuestra sociedad, es la reapertura del debate público sobre la reorganización del Estado Autonómico en España, debate que alcanza al ámbito competencial, al número de comunidades autónomas, a su control por parte del Estado, e incluso, desde posiciones extremas, a su propia existencia. Desde el PARTIDO CASTELLANO (PCAS) no solo no queremos rehuir este debate, sino que queremos realizar aportaciones novedosas que redundarán en un beneficio global tanto para las comunidades autónomas castellanas, como para el conjunto de Castilla como para la totalidad de España.

 

Así, el Comité Ejecutivo Nacional del PARTIDO CASTELLANO (PCAS), como máximo órgano ejecutivo de esta formación política castellanista, junto a todas sus Agrupaciones autonómicas y provinciales, plantea las siguientes reflexiones:

 

En primer lugar, manifestar la vigencia del espíritu que animó la Transición Democrática que tuvo la inteligencia de responder a las demandas populares, instaurando no solo un régimen de libertades democráticas, sino siendo coherente con la realidad plural de España, creando una forma de gobierno descentralizada: el Estado de las Autonomías, modelo que supuso un avance respecto al centralismo franquista, pero que no satisfizo las expectativas del castellanismo, al no reconocer la existencia de Castilla dentro de España, y al permitir la existencia de Comunidades Autónomas de primera, plenas de privilegios, y de Comunidades Autónomas de segunda, sin peso político ni capacidad económica, como las cinco Comunidades Autónomas Castellanas.

 

En segundo lugar, dejar rotundamente claro que el castellanismo político no aceptará que este nuevo debate sobre la Reforma del Estado Autonómico, suponga la consolidación por la vía de los hechos de un modelo autonómico todavía más asimétrico, discriminatorio y desigual que el actual, mediante la consolidación o incremento del peso político, de las competencias y de la financiación de las autodenominadas comunidades Autónomas Históricas (las de Régimen Foral y las que accedieron a la autonomía por la vía del artículo 151 de la Constitución Española), mientras el resto de las Comunidades Autónomas (entre ellas todas las castellanas) se diluyen todavía más en entidades administrativos meramente descentralizadores del poder central del Estado.

 

En tercer lugar, expresar el compromiso del PARTIDO CASTELLANO (PCAS) de adoptar medidas drásticas que contribuyan por un lado a la racionalización y austeridad del gasto autonómico (tan necesario como en el resto de las administraciones públicas: central y locales), y a redefinir un modelo autonómico más justo, más barato, más igualitario y más coherente con la realidad plural de España. Así, el castellanismo político que representamos defiende:

 

  • Establecer claramente el marco competencial de las distintas administraciones (Estado, Autonomías, Entes Locales), evitando duplicidades de competencias, recortando los gastos corrientes prescindibles, priorizando las acciones inversoras innovadoras que creen empleo sostenible, y eliminando todos aquellos entes administrativos claramente prescindibles o duplicados.

  • Igualar el marco competencial para todas las Comunidades Autónomas de España, porque tras casi 35 años de gobiernos democráticos, no puede seguir existiendo la división en ciudadanos de primera o de segunda, según la Comunidad Autónoma en la que les ha tocado vivir.

  • Eliminar las Diputaciones Provinciales, organismos administrativos escasamente democráticos, caducos, ineficaces y decimonónicos, descentralizando su estructura administrativa, su personal y sus presupuestos en los ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes, en las mancomunidades de municipios y en las comarcas, garantizando así la máxima eficiencia de sus recursos materiales y humanos.

  • Reexaminar el actual mapa autonómico español, para analizar la posibilidad de reducir el número de sus actuales comunidades autónomas, mediante la unificación de algunas de ellas siguiendo criterios como: la voluntad mayoritaria de sus ciudadanos, la coherencia socio-económica, territorial, cultural e histórica, una mejor prestación de servicios a los ciudadanos, la racionalidad económica y la apuesta por la austeridad en el gasto público.

 

Por todo ello, desde el castellanismo político y social que representa el PARTIDO CASTELLANO (PCAS), proponemos la apertura de un debate público que avance en la unificación de las actuales Comunidades Autónomas de Castilla-La Mancha, Madrid, Castilla y León, La Rioja y Cantabria en una sola Comunidad Autónoma Española: CASTILLA, que generaría los siguientes beneficios:

 

  • Es coherente con la historia, la cultura, la realidad social y el entramado económico existente entre estas cinco Comunidades Autónomas del tronco castellano, al tiempo que no es rechazado por la mayoría de sus actuales ciudadanos.

  • Permitiría, mediante la correspondiente reordenación autonómica, un importante ahorro del gasto público corriente, una clara racionalización de la administración, una más efectiva distribución de los recursos económicos, materiales y humanos, la eliminación de organismos administrativos y políticos innecesarios (consejerías, empresas y consorcios públicos, altos cargos, parlamentos autonómicos, de personal de confianza, medios de comunicación públicos, cargos políticos remunerados,…).

  • Racionalizaría las políticas, las inversiones, el personal y el gasto público especialmente en Sanidad, Educación, Infraestructuras, Medio Ambiente, Actividad Económica, Hacienda y Empleo, optimizando recursos, generando sinergias, y generando a los ciudadanos servicios públicos de mayor calidad a menor coste.

  • Permitiría, para un nivel de prestaciones y de ejercicio competencial similar al actual, una reducción del gasto para las cinco comunidades autónomas mencionadas equivalente a 5.000 millones de euros (equivalente al 12% del presupuesto dispuesto en 2010 por estos cinco entes territoriales), cantidad que podría destinarse a políticas activas de reactivación empresarial y creación de empleo sostenible en los sectores económicos con más futuro.

  • Permitiría definir un nuevo modelo de vertebración del territorio, de la sociedad y de la economía en Castilla, más cercano y próximo al ciudadano, más descentralizado, y más racional y coherente con la realidad del centro de España, caracterizado por una gran megalópoli (Madrid y su área metropolitana) de gran dinamismo económico y poblacional, en el centro de un amplio anillo, verdadero desierto demográfico, con una fuerte identidad histórica y con un enorme patrimonio cultural y natural, pero amenazado por la despoblación y el envejecimiento más galopante de toda Europa.

 

Por todo ello, el PARTIDO CASTELLANO (PCAS), elabora la propuesta anterior como contribución del castellanismo político y social al debate abierto acerca de la Reforma del Estado Autonómico actual, y propone, como la forma más correcta de emprender esta nueva etapa autonómica, por la puesta en funcionamiento efectiva del «Consejo de las Comunidades Castellanas», organismo en el que los representantes de las comunidades autónomas de Castilla y León, Madrid, Castilla-La Mancha, y al que se incorporarían los representantes de las Comunidades Autónomas de Cantabria y La Rioja, coordinando una fase transitoria de convergencia social, institucional y administrativa de las cinco Comunidades Autónomas Castellanas actuales en la futura Comunidad Autónoma de CASTILLA.

http://

Compartir publicación