Logo Partido Castellano - Tierra Comunera

Castilla nos une

Castilla nos une

EL PARTIDO CASTELLANO (PCAS) reafirma la castellaneidad de Treviño y rechaza el acuerdo del Parlamento Vasco para anexionar el enclave. (Octubre 2013).. (04/10/2013)

La formación castellanista PARTIDO CASTELLANO (PCAS), lamenta y rechaza el resultado de la votación del Parlamento Vasco que solicita una iniciativa legislativa al Congreso de los Diputados para anexionar Treviño al País Vasco. Con esta propuesta, que contó con el respaldo de PNV, PSOE y EH-Bildu, y la abstención del PP y UPyD, el Parlamento Vasco busca una camino «alegal» para modificar la territorialidad de la provincia de Burgos y de la Comunidad de Castilla y León, aprobando en el Congreso una ley orgánica, que evitaría la posición de la Diputación de Burgos y de las Cortes de castilla y León, y vulneraría además el Estatuto de Autonomía de esta Comunidad, que a su vez también tiene el estatus de Ley Orgánica Nacional.

Especialmente vergonzoso es para esta formación castellanista la actitud de los dos grandes partidos estatales, PP y PSOE, que mantienen posiciones claramente antagónicas en el País vasco y en Castilla y León sobre Treviño, y que con sus declaraciones y voto en la sesión del Parlamento Vasco, «dan alas al expansionismo vasco, a materializar una agresión a la territorialidad de Castilla, al incumplimiento de los procedimientos legales establecidos en el Estatuto de Castilla y León, y dan un brusco portazo a negociar con las administraciones castellanas, -Junta de Castilla y León y Diputación de Burgos- la resolución de la prestación de los servicios públicos a los treviñeses, verdadera necesidad real de los ciudadanos del Condado.

El PARTIDO CASTELLANO (PCAS) considera lamentable que ninguna de las cinco fuerzas políticas representadas en el Parlamento Vasco rechazara el fondo de la propuestas, «algo esperable en las formaciones vasquistas, pero que en el caso del PSOE, PP y UPyD da una clara idea de lo que suponen los intereses castellanos para los partidos autodenominados constitucionalistas: absolutamente nada», manifiestan desde el PARTIDO CASTELLANO (PCAS). Los tres partidos centralistas se llenan la boca con que ofrecen un mensaje idéntico para todo el Estado Español, pero a las primeras de cambio traicionan a Burgos y a Castilla, haciendo del Estatuto de Castilla y León (una Ley Orgánica del Estado).

Los castellanistas apuestan por analizar la posible existencia de carencias o discriminaciones en la percepción de determinados servicios por parte de la población del Condado de Treviño. Los responsables del PARTIDO CASTELLANO (PCAS) creen imprescindible firmar un Acuerdo de Cooperación Institucional entre el Gobierno Vasco y el Gobierno de Castilla y León, y entre las Diputaciones Provinciales de Burgos y Álava, que establezca una relación de servicios públicos para su prestación a la población del Condado de Treviño por parte de la administración que los pueda efectuar en las mejores condiciones de calidad, independientemente de la adscripción territorial del Condado de Treviño. Los castellanistas argumentan que la mayoría de los vecinos de Treviño no quieren un debate de identidades, sino simplemente mejorar sus condiciones de vida.

El PCAS se reafirma en la inequívoca y continua pertenencia a Burgos y Castilla del Condado de Treviño desde la Edad Media, así como los innumerables argumentos históricos y culturales que refuerzan las tesis de adscripción a Burgos y a Castilla del territorio que hoy conforman los municipios de Treviño y La Puebla de Arganzón. Así mismo exponen que en los momentos actuales, en que los acuerdos de cooperación entre diferentes administraciones para la prestación de servicios a los ciudadanos, la adscripción de este territorio a la Comunidad de Castilla y León no debe suponer el menor deterioro de la calidad de los servicios sanitarios, educativos o sociales que reciben sus ciudadanos.

 

http://

Compartir publicación