Logo Partido Castellano - Tierra Comunera

Castilla nos une

Castilla nos une

1. Los orígenes de Castilla. Siglos VIII-X. . (21/04/2006)

El Reino Astur es clave en la formación de Castilla, adoptando su primera formulación protoestatal con Alfonso Y ( 740 ), en el territorio comprendido por la Asturias Oriental, Cantabria; el Norte de Burgos y la zona más Occidental del País Vasco. Poblacionalmente es un abigarrado conjunto de pueblos autóctonos poco o nada romanizados (astures, cántabros, vascones,…), hispanorromanos huídos de la ocupación musulmana y visigodos; esta mezcla de pueblos irá siendo característica de la formación nacional de Castilla a medida que vaya asimilando durante la denominada Reconquista a árabes, bereberes, judíos, mozárabes, francos,…En consecuencia, no parecen apreciarse diferencias étnicas entre el pueblo castellano y sus vecinos; no existe por tanto la «raza castellana».

Esta primera fase repobladora se caracteriza por el desarrollo de formas más o menos democráticas en el gobierno y más o menos colectivas en la propiedad de la tierra y de los bienes, así como en su gestión y explotación; estos hechos son claramente diferenciadores del auge feudal existente en Europa en estos siglos. No parecen existir en cambio, excesivas diferencias entre la parte occidental del reino astur («zona leonesa») y la zona oriental del mismo («zona castellana»), ni en las formas repobladoras ni en los métodos de gobierno, aunque quizás prime más el componente prerromano en la zona oriental y el visigodo en la zona occidental.

En el periodo comprendido entre mediados del siglo VIII y mediados del X se incorporan a la monarquía leonesa, Galicia, La Rioja y la práctica totalidad de la cuenca del Duero, comenzando la justificación histórica de la Reconquista como restauración del Reino de Toledo.

Compartir publicación