Logo Partido Castellano - Tierra Comunera

Castilla nos une

Castilla nos une

«9-M, cita electoral. La voz de nuestra tierra, al Parlamento.» Artículo de opinión de Pedro Manuel Soriano, Presidente Nacional de Tierra Comunera. (Enero 2008). . (28/01/2008)

El próximo 9 de marzo celebraremos elecciones generales al Congreso de los Diputados y al Senado de España. PSOE y PP coparán durante las próximas semanas el ruido mediático, anclados ambos en el mensaje del «y tú más» y la confrontación, y con la única preocupación de ocupar el mayor número de cargos posibles sabiendo que no van a cumplir en ningún caso sus promesas, muchas de ellas antagónicas dependiendo de la provincia donde las formulen. Los castellanistas de TIERRA COMUNERA (TC), por nuestra parte, concurrimos a estos comicios en todas las provincias de Castilla y León, Castilla-La Mancha y Madrid y, mientras para otros partidos « es un problema cuadrar en los puestos de salida a ministros, ex ministros y acomodados varios, a TIERRA COMUNERA (TC) nos supone un esfuerzo de ilusión y verdadero compromiso con nuestros ciudadanos.

El castellanismo como alternativa al bipartidismo» «la necesidad de llevar la voz de Castilla al Parlamento», son los mensajes con que TIERRA COMUNERA (TC) concurre a las elecciones generales. Queremos hacer llegar a los ciudadanos que, lejos del bipartidismo «jurásico» que representan PSOE y PP en Castilla, existen opciones éticas. Nos presentamos con más ilusión que los que sólo buscan la «poltrona», y cada uno de los votos que recibamos será de un ciudadano que busca la verdadera defensa de los intereses comunes antes que los intereses personales y de partido, de un ciudadano que desee denunciar con su voto la corrupción de los dos grandes partidos centralistas y recuperar así la ética y la verdadera participación en la política. Porque los candidatos de TIERRA COMUNERA (TC) no buscan un despacho oficial ni un coche con chofer: su única motivación es defender a sus ciudadanos y los intereses de Castilla. Y casi ninguno de los políticos que concurren a estas elecciones puede decir eso.

Castilla necesita voz propia en el Parlamento. Treinta y un años después de aquellas primeras elecciones generales, cada vez está más claro que, con tal de lograr el poder, los dos grandes partidos no titubean a la hora de vender los intereses generales a partidos que no sólo alardean públicamente de renegar de este país, sino que no dudan en promover políticas que sólo beneficien a sus regiones y perjudiquen al resto. Y una y otra vez los ciudadanos castellanos hemos tenido que ver cómo nuestros representantes en el Parlamento traicionan la confianza depositada en ellos y votan en contra de sus intereses para cumplir con vergonzosos e insolidarios pactos.

Sí, Castilla necesita una voz propia en el Parlamento, puesto que sus diputados y senadores –en la actualidad todos del PP y del PSOE– son vasallos sumisos y obedientes a sus partidos y a aquellos con quienes pactan, y no defienden los verdaderos intereses de sus provincias, sino sus prebendas y cargos. Una voz que apueste ante todo por la defensa de esta tierra, por superar la marginación y discriminación que las comunidades castellanas sufren desde el gobierno central debido a esos pactos, por materializar proyectos e infraestructuras de progreso en Castilla, y por lograr políticas comunes verdaderamente solidarias y que persigan la igualdad en derechos y deberes de todos los ciudadanos de este país.

TIERRA COMUNERA (TC) se presenta a estas elecciones con los pies en el suelo, sabiendo que los medios de comunicación no se fijan en los partidos que dicen las verdades, ni en los partidos que ponen la ética como origen de sus actuaciones, ni en los partidos que «sacan los colores» a PSOE y PP al ponerles ante la cara sus contradicciones y sus falsedades continuas (escandalosa subida de sueldo de los altos cargos de la Junta en Castilla-La Mancha, final de este Trasvase Tajo-Segura…)

No obstante, los hombres y mujeres que conforman las listas electorales de TIERRA COMUNERA (TC) a las elecciones generales nos comprometemos a intentar hacer llegar nuestro mensaje a la ciudadanía y ser una alternativa útil para el voto de los castellanos, ya que sólo un partido castellano fuerte podrá llevar la voz de Castilla al parlamento y defender los intereses de los ciudadanos castellanos y una verdadera solidaridad entre las regiones españolas.

Compartir publicación