Logo Partido Castellano - Tierra Comunera

Castilla nos une

Castilla nos une

CARLOS BRAVO (GREENPEACE) Y LUIS MARCOS (TIERRA COMUNERA) EXIGEN EL CIERRE DE LA CENTRAL NUCLEAR DE GAROÑA.. Noviembre`2002. (16/01/2003)

Las asociaciones: ADECA (Asociación para la Defensa de los Ecosistemas Castellanos) y la Asociación Universitaria “María de Pacheco”, organizaron el pasado miércoles 20 de noviembre, a las 12:30 horas en el Salón de Actos de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Burgos (UBU), una Charla-Coloquio sobre “La situación de la Energía Nuclear en Castilla”. Intervinieron en el citado Acto Universitario, D. Luis Marcos, secretario general de TIERRA COMUNERA (TC-PNC), y concejal de este partido en el Ayuntamiento de Burgos, y D. Carlos Bravo, coordinador nacional de la campaña antinuclear de GREENPEACE.

Marcos abordó la realidad de Castilla como territorio sobreexcedentario y especializado en la producción de energía. Así, el líder comunero citó la proliferación de saltos hidroeléctricos, centrales térmicas, centrales nucleares, y ahora de parques eólicos, que drenan la riqueza eléctrica castellana a otros territorios, sin generar apenas riqueza ni puestos de trabajo en Castilla. El secretario general castellanista, alertó sobre los riesgos inherentes a las otras instalaciones del ciclo nuclear en Castilla (minas de Uranio, Planta de Sahelices el Chico, Planta de Combustible de Juzbado).

Marcos también expresó su preocupación, por los intentos de altos responsables del PP de agilizar la construcción de un Cementerio de Residuos Radiactivos de Alta Radiación (Almacenamiento Geológico en Profundidad), pudiendo Castilla plantearse como ubicación de dicha instalación, a pesar de su evidente solidaridad en la producción eléctrica. Así mismo, Luis Marcos citó tres de los posibles emplazamientos, ubicados en la provincia de Burgos, y que ya fueron estudiados favorablemente por la empresa ENRESA: Villasandino, Poza de la Sal y Salinas de Rosío.

La situación de las centrales nucleares en Castilla, y de Garoña en particular, fue analizada especialmente por Carlos Bravo, que describió pormenorizadamente los riesgos de su funcionamiento, las fugas de elementos radiactivos, las grietas y fisuras del barrilete y del reactor, así como el oscurantismo en las políticas de comunicación del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), y de la empresa explotadora Nucleonor.

Este técnico ecologista, denunció igualmente las políticas europeas y españolas a favor de la prórroga de las actuales centrales nucleares, como Sta. Mª. de Garoña, y anunció que, tras el anuncio del cierre de Zorita para el 2006, GREENPEACE considerará como prioritaria la movilización ciudadana y social a favor del cierre de Garoña, la más antigua actualmente del Estado Español.

Ambos ponentes reivindicaron la generación de un nuevo modelo energético para este país, basado en el ahorro y la eficiencia energética, el desarrollo de energías renovables y no contaminantes –muy especialmente la energía solar-, así como el abandono de la energía nuclear, por los riesgos que conlleva su funcionamiento y la problemática generada por los residuos radiactivos de alta actividad.

Compartir publicación