Logo Partido Castellano - Tierra Comunera

Castilla nos une

Castilla nos une

El Campo de Muñó (Burgos) no tendrá agua potable de calidad antes de Verano. (Mayo 2012).. (15/05/2012)

Las obras de construcción de los siete kilómetros de tuberías para el abastecimiento de agua potable desde la red de Burgos a las 56 localidades de la Mancomunidad «Campo de Muñó» no finalizarán antes de Julio de 2012 lo que compromete seriamente el abastecimiento a las localidades de la Mancomunidad antes de otoño.

La Agrupación Provincial en Burgos de la formación castellanista PARTIDO CASTELLANO se felicita por el final «del culebrón», que provocaron PP y PSOE, con sus enfrentamientos partidistas que han retrasado el abastecimiento de agua, desde la red de Burgos a los pueblos de la Mancomunidad, durante años.

PCAS-Burgos reconoce el esfuerzo y compromiso de los vecinos de la zona «que son los únicos que no han cambiado de idea ni han ofrecido propuestas insólitas como la de la CHD de construir una nueva potabilizadora, ni mintieron como Aparicio y Calleja sobre la imposibilidad de que la planta potabilizadora de Burgos pudiera suministrar (vender) agua a la Mancomunidad del Campo de Muñó».

Con las posteriores rectificaciones de la Sociedad Estatal Aguas de las Cuencas del Norte (antes CHD) y del Ayuntamiento de Burgos, se alcanzó, a juicio del PARTIDO CASTELLANO (PCAS-Burgos), una decisión coherente con la voluntad de los vecinos de la comarca del Campo de Muñó, se recuperaron las inversiones de más de 12 millones de euros ya realizadas, en canalizaciones, nuevos depósitos y estaciones de bombeo, y se dotará de agua de calidad a unas poblaciones que padecen restricciones de agua de consumo en verano, que sufren aguas de calidad dudosa. Para los castellanistas «finalmente se ha optado por la decisión más lógica, rápida, económica y consensuada que era la inicialmente defendida, hace más de 10 años, de tomar el agua de abastecimiento directamente de la Red de Agua Potable del Ayuntamiento de Burgos».

PCAS recuerda que el abastecimiento estuvo totalmente bloqueado, durante tres años, por la instrumentación partidista del PP y el PSOE al frente de las diferentes instituciones públicas. «Los vecinos han sido los rehenes del enfrentamiento entre Confederación (PSOE) y Ayuntamiento de Burgos (PP)».

PCAS tampoco puede dejar de comentar el papel realizado por los dirigentes de la Mancomunidad y la Diputación Provincial, preocupados más en defender los intereses del PP que los de la ciudadanía de los pueblos de Muñó, siendo durante meses títeres en manos de sus líderes, sin voluntad propia, «gobernando de forma partidista y no en defensa de los ciudadanos que les votaron», concluyeron los castellanistas.

 

 

http://

Compartir publicación