Logo Partido Castellano - Tierra Comunera

Castilla nos une

Castilla nos une

El PARTIDO CASTELLANO (PCAS) culpa al Gobierno de España y al autonómico de la agonía de las Tablas de Daimiel y critica que siempre se acabe recurriendo al Tajo. (Octubre 2009). (15/10/2009)

El PARTIDO CASTELLANO (PCAS) considera que la inacción y la dejadez tanto del Gobierno de España como del Gobierno de Castilla-La Mancha, permitiendo durante años la degradación de los humedales manchegos, haciendo la vista gorda a la sobreexplotación de los acuíferos, ignorando la proliferación de miles de pozos ilegales, permitiendo la desaparición de tramos enteros de los ríos Cigüela o Guadiana, son los mayores responsables de la situación que actualmente atraviesa el Parque Nacional de las Tablas de Daimiel.

Los distintos gobiernos de España, y el gobierno monocolor del PSOE, de los últimos treinta años no han tenido coraje para solucionar una agonía que todos hemos visto venir, pero que los políticos profesionales han preferido ignorar para seguir arañando unos puñados de votos. Y ahora, cuando la situación es agónica, todos salen a hacer declaraciones sobre la urgencia y la necesidad de salvar a las Tablas, aunque planteando únicamente soluciones improvisadas a corto plazo que en ningún caso van a devolver a las Tablas a su situación idónea.

El colmo de la desfachatez en esta dramática situación medioambiental, es que una vez más se recurra al río Tajo para que solucione los desaguisados hídricos y ecológicos que los políticos profesionales han creado y consentido, tratando a este río como si fuera una fuente inagotable de recursos que debe socorrer las incompetencias de los políticos, cuando en realidad el propio Tajo se encuentra en situación delicadísima en cabecera (esquilmado en sus recursos por el trasvase al Segura), contaminado hasta la nausea y amenazado con un nuevo trasvase en su tramo medio. Y, no sólo contentos con ello, pretenden llevar el agua del Tajo a través de una canalización que han prometido y vuelto a prometer que sólo serviría para consumo humano, y que ni siquiera se atreven a llamar por su nombre, el Trasvase Tajo-Guadiana, saltándose sin ningún pudor las leyes que regulan el uso de este trasvase, que ni siquiera está aún terminado. A lo cual se suma que el agua no llegaría a las Tablas hasta al menos el mes de enero de 2010 (dentro de cómo mínimo tres meses, sin tampoco plantear claramente qué se hará en este tiempo para solucionar al menos el incendio de la turba) y que el Plan Especial del Alto Guadiana, vendido como la panacea que solucionaría todos los problemas hídricos de la comarca, ha visto reducido sus presupuestos para el año próximos, además de no haber cumplido las expectativas que generó en el tiempo que lleva en funcionamiento.

Para el PARTIDO CASTELLANO (PCAS), el principal culpable de la situación actual de las Tablas de Daimiel y de todos los humedales de la comarca castellana de La Mancha es el Gobierno y el PSOE de Castilla-La Mancha, por su dejadez absoluta y el Gobierno de España por no saber cómo solucionar un problema medioambiental que se arrastra desde hace al menos treinta años y que ha dejado al más importante humedal de esta Comunidad a las puertas de perder su condición de Reserva de la Biosfera. Es evidente que si esto hubiese ocurrido en otra Comunidad, sus gentes y sus políticos no hubieran permitido que se llegara a esta situación, pero en Castilla-La Mancha nuestros políticos no saben ni han sabido nunca defender los intereses de su tierra y de sus gentes.

http://

Compartir publicación