Logo Partido Castellano - Tierra Comunera

El PARTIDO CASTELLANO (PCAS) pregunta en el Pleno de mañana por la restricción de los Derechos Fundamentales practicada por el Ayuntamiento de Burgos.

El ruego de la formación castellanista viene motivada por una serie de iniciativas que el Ayuntamiento de Burgos está tomando, que bajo la aparente justificación de incrementar la recaudación del Consistorio  o de velar por la imagen y limpieza de la ciudad, atentan de forma directa contra los Derechos Fundamentales de la ciudadanía que se recogen en los Capítulos Segundo y Cuarto de la Constitución Española, así como el Artículo 6, que desarrollan los derechos fundamentales y las libertades públicas de los ciudadanos, verdadera columna vertebral de la Carta Magna Española.

El Equipo de Gobierno del PP, está implementando una serie de acciones que de manera progresiva, está persiguiendo la libertad de expresión, la libertad ideológica, los derechos fundamentales a expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción, así como a comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio, así como el derecho de reunión pacífica, de realizar concentraciones y manifestaciones en la vía pública, cuyo ejercicio no precisa autorización previa. Igualmente la Constitución Española reconoce que los partidos políticos expresan el pluralismo político, concurren a formar y manifestar la voluntad popular y son instrumento clave para la participación política.

A los castellanistas les sorprende que se esté girando a determinados partidos, sindicatos, colectivos y asociaciones que realizan actividades sociales o políticas en la calle, como el PARTIDO CASTELLANO (PCAS), sea reparto de propaganda, recogida de firmas o mesas informativas, sin ningún ánimo de lucro, recibos recaudatorios (acompañados en ocasiones de vía de apremio u órdenes de embargo), bajo la consideración de estas actividades (amparadas por los Derechos Fundamentales reflejados en la Constitución Española) como similares a actividades de tipo económico como “colocación de terrazas y veladores, andamios, aparcamiento de vehículos, colocación de carpas, quioscos, atracciones, casetas para venta y barracas”.

Con estas acciones, a juicio de los castellanistas, se vulnera de forma grave los Derechos Fundamentales de los ciudadanos, en un claro ejercicio de actuación reaccionaria y liberticida, confundiendo la razonable gestión municipal de las empresas con ánimo de lucro que pretenden utilizar o aprovechar el dominio público local en beneficio particular, con el ejercicio de derechos fundamentales de la ciudadanía, propios de una democracia plural y participativa.

Los castellanistas recurren a esta vía ante la negativa de Javier Lacalle a reunirse con los comuneros burgaleses, el Alcalde, todavía no ha respondido a la petición de reunión solicitada por los castellanistas, hace ya tres meses.

Por último desde el PARTIDO CASTELLANO (PCAS) se recuerda que el Procurador del Común, ha admitido una denuncia de los castellanistas sobre esta restricción de derechos.

Compartir publicación
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

EL PARTIDO CASTELLANO (PCAS-TC) CRITICA LA COMPRA DE UNA PLANTA DEL HOTEL ESPAÑA POR LA DIPUTACIÓN DE BURGOS Y APUESTA POR LA DESCENTRALIZACIÓN EN LA PROVINCIA DE BURGOS

El PARTIDO CASTELLANO TIERRA COMUNERA (PCAS-TC), ante la aprobación por la Diputación Provincial de Burgos de la compra de la entreplanta del antiguo Hotel España, para albergar servicios administrativos de esta institución pública, con un coste total de la operación superior a 2,2 millones de euros, considera que esta actuación va en contra de una gestión racional y austera del ente público