Logo Partido Castellano - Tierra Comunera

Castilla nos une

Castilla nos une

El Procurador del Común admite a trámite la queja presentada por el PCAS sobre la desmesurada deuda del Ayuntamiento de Burgos. (Junio 2013).. (27/06/2013)

El PARTIDO CASTELLANO (PCAS) puso en conocimiento del Procurador del Común de Castilla y León una queja «ante la insostenible Deuda Global que acumula el Ayuntamiento de Burgos». Los castellanistas burgaleses, mediante esta petición, buscan conocer la deuda total que soporta la ciudadanía de Burgos como última responsable de las deudas generadas por la catastrófica actuación de los últimos gobiernos municipales. A los miembros del PARTIDO CASTELLANO (PCAS-Burgos) le llama la atención, «que la ignorancia de Javier Lacalle llegue a tal punto que desconoce el montante total de la misma».

La deuda del municipio es tan alarmante como insostenible, resultado de la ruinosa gestión de Lacalle. En abril el Ayuntamiento no pudo pagar el vencimiento a varias entidades bancarias la cantidad de 13,5 millones de euros, al parecer el Consorcio tampoco podrá pagar un nuevo plazo de 3,9 millones en los próximos días, correspondientes a una nueva amortización.

Los castellanistas denuncian que el Consistorio soporta una enorme deuda, por un lado la de titularidad propia y directa, y por otra correspondiente a los Consorcios del Desvío del Ferrocarril y Villalonquéjar IV, así como a los sobrecostes del Desvío del Ferrocarril, cantidades de las cuales debe responder el Ayuntamiento de Burgos. Para el PARTIDO CASTELLANO (PCAS) el consistorio de la ciudad de Burgos es uno de los más endeudados de la geografía española, pero oculta gran parte de su deuda, externalizándola en organismos jurídicamente ajenos al Ayuntamiento burgalés, pero de cuya deuda responde en última instancia el municipio de Burgos, que totalizaría la dramática cifra de 643 millones de euros.

Según las cifras que manejan los castellanistas burgaleses el Ayuntamiento de Burgos, lleva acumulada, a finales del 1º trimestre de 2013 una deuda oficial de 155 millones de euros, a la cual hay que añadir la deuda del Consorcio del Desvío del Ferrocarril estimada en 170 millones de euros, los 115 millones de deuda del Consorcio de Villalonquéjar IV, el sobrecoste del Desvío del Ferrocarril, que supone unos 135 millones de euros, las deudas a proveedores, al Estado e inherentes al Plan Montoro, que totalizan unos 50 millones de euros, y los 18 millones de euros correspondientes al 30% del coste de la ampliación de la EDAR de Burgos, imputables al Ayuntamiento de Burgos.

Todo ello totaliza, según los responsables del PARTIDO CASTELLANO (PCAS), una cifra de 643 millones de euros, que supone que cada burgalés, de sus 180.000 habitantes es responsable de una deuda de 3.572 €, cuando la de Madrid, que pasa por ser uno de los municipios más endeudados de España es de 2.000 € por habitante. Esta cifra es tan desorbitada que, a pesar de dedicar el 13% del presupuesto municipal al pago de la deuda, por un importe de 24 millones de euros, y a pesar de incluir un nuevo crédito de 18 millones de euros en el presupuesto para 2013, esta deuda es lisa y llanamente insostenible e impagable.

Los suelos del Desvío Ferroviario, en poder del Consorcio no valen hoy ni el 10% de las valoraciones que inicialmente se hicieron de los mismos, y las parcelas industriales del Polígono de Villalonquéjar IV carecen de demanda solvente. Y todo ello será así por un espacio de tiempo de la menos 6-8 años. Mientras, según denuncian los castellanistas burgaleses, el Consistorio del PP juega a lanzar balones fuera, solicitando nuevos créditos, a precios estratosféricos, con que seguir pagando los vencimientos de la deuda, o anunciando actuaciones que nadie sabe cómo se van a pagar como los 20 millones de euros que costará el Bulevar de Gamonal.

http://

Compartir publicación