Así lo defiende un informe elaborado por profesores de la UBU y el PCAL, que sitúa en 48 millones al año la repercusión económica de los estudios a partir del décimo año de existencia.

Según el informe, en Castilla y León harán falta 4.000 médicos en los próximos 10 años.

La creación de una tercera Facultad de Medicina en Burgos no es una simple petición académica. «Trasciende su impacto en el sistema académico y se convierte en un factor capaz de generar riqueza». Así lo sostiene el PARTIDO DE CASTILLA Y LEÓN (PCAL-Burgos) y lo quieren demostrar con el estudio encargado a varios profesores de la UBU,

Para elaborar el informe, los redactores han tomado datos reales de tres facultades implantadas en ciudades de un tamaño similar a Burgos. Se han documentado a través de los colegios.

Además, Medicina es la carrera más demandada por los burgaleses que se van a estudiar fuera, es una carrera casi sin paro y Burgos contará con un nuevo hospital que «reúne las condiciones óptimas» para ser universitario.

REVERSIÓN ECONÓMICA. «Pretendemos demostrar que la Facultad de Medicina no sólo daría un fuerte impulso a la Universidad, sino que mejoraría sensiblemente la atención sanitaria y generaría un tejido industrial nuevo en torno a la biomedicina muy importante para el futuro Parque Tecnológico. Y además tendría una enorme trascendencia económica para la provincia».

A plena capacidad, la Facultad rondaría los 1.000 estudiantes, de los que al menos 600 sería de fuera de Burgos.
Serían necesarios 50 profesores y 25 empleados de tipo administrativo.
Su implantación, siempre según el estudio, atraería a 400 médicos a Burgos y se desarrollarían al menos dos centros o institutos de investigación biomédica.

Así, el impacto económico directo alcanzaría los «24 millones de euros anuales a partir del décimo año de funcionamiento», a los que habría que sumar un impacto indirecto equivalente (otros 24).

En los últimos dos años se han creado en España 11 nuevas facultades de Medicina. Ninguna de ellas en Castilla y León.

Un análisis económico cifra en cinco millones de euros el coste total de la formación de 400 estudiantes en los seis años de carrera. El primer año de carrera costará en Mallorca 600.000 €, muy lejos de las cifras disuasorias que maneja la Junta de Castilla y León para justificar la no apertura de ninguna nueva Facultad de Medicina en Castilla y León.

http://