Ayer se celebró la primera edición de la carrera San Silvestre en Moros para protestar contra la mina de Borobia. Organizada por la Asociación La Noguera, el pistoletazo de salida se dio en el pabellón municipal. Su recorrido cruzó el casco urbano, el Portillo, pasando por el lavadero y el camino de La Vega hasta llegar a la ermita con el mismo nombre. Tras la carrera se repartió chocolate con bizcocho a los participantes.

(Fuente: Periódico de Aragón)

http://