La formación castellanista PARTIDO CASTELLANO TIERRA COMUNERA (PCAS-TC) ha valorado muy críticamente las últimas actuaciones del Ayuntamiento de Burgos en relación a las retribuciones de sus corporativos, cuyos acuerdos provocarán importantes incrementos en las remuneraciones totales que percibirán respecto a las del mandato anterior.

Los castellanistas burgaleses consideran un espectáculo bochornoso ante la ciudadanía burgalesa que las primeras preocupaciones de los concejales haya sido exclusivamente la de mejorar sus ingresos. El nuevo sistema retributivo fija en doce el número de indemnizaciones mensuales, habida cuenta que se han duplicado las comisiones, en el presente mandato, las Comisiones que tenían una reunión mensual han pasado a dos, y las de dos a cuatro, inflando también la remuneración de 70 a más de 140€ por asistencia,  221 si se preside y 184 si se es vicepresidente; no será extraño que todos los concejales lleguen a ese número (12) al mes. Eso sin contar la asistencia a los Plenos, o Juntas de Gobierno.

Según los cálculos que ha realizado la formación castellanista, la mayoría de los representantes de la ciudadanía en el Consistorio burgalés redondeará unos ingresos mínimos de 2.000€.

Igualmente doloroso resulta ver como se despilfarra el dinero público en comisiones que en ocasiones no llegan a los diez minutos de duración, en la última Comisión de Licencias, la duración fue desde las 8.32 hasta las 8.38, dos concejales, Berzosa y Arroyo, llegaron a las 8.36 llegaron, embolándose 147€ por una asistencia de dos minutos. Muchas Comisiones tiene duraciones irrisorias, Obras: entre 6 y 15 minutos o la de Coordinación en materia tributaria, unos 2 minutos…

Para los comuneros burgaleses resulta obscena obtener estas retribuciones por tan escasa dedicación, y se apela al sentido común de los munícipes a la hora de establecer un sistema justo de retribución, que permita compatibilizar su vida laboral y municipal, sin convertir el Ayuntamiento en una actividad extra que da pingues beneficios con escasísimo esfuerzo.

Los castellanistas ya criticaron el pasado verano el enorme incremento en los gastos de concejales del Ayuntamiento de Burgos y de los diputados en Diputación. Desde el PCAS-TC se estima que los incrementos de retribuciones de los 27 concejales del Ayuntamiento de Burgos y de los 25 Diputados Provinciales de la Diputación Provincial de Burgos superará ampliamente el millón de euros anuales, por la suma de todos los conceptos (dedicaciones exclusivas completas o parciales, incremento en el número de presidencias y vicepresidencias, salarios, asistencias a comisiones, plenos y órganos colegiados de la administración paralela, incremento en las retribuciones por comisiones, etc…), lo cual supondrá un incremento en el gasto por las retribuciones percibidas por los concejales y diputados provinciales de 5 millones de euros a lo largo de todo el mandato 2019-2023, a lo que habrá que añadir las ya anunciadas subidas en las retribuciones que percibirán los grupos municipales en el Ayuntamiento y Diputación Provincial.

“La prioridad y urgencia de todos los grupos políticos, con independencia de su color político, sea sencillamente aumentar vergonzosamente el dinero público que llega a sus bolsillos personales. Los castellanistas reclaman que se anulen los abusivos incrementos en las retribuciones de concejales y diputados provinciales, y que se aplique una política de austeridad en el ejercicio público, bajo la premisa de que quienes acceden a la política deben hacerlo para servir a la gente y no para servirse personalmente de los recursos públicos, que deben llegar a las capas de la ciudadanía que más los necesitan”.