La formación castellanista PARTIDO CASTELLANO-TIERRA COMUNERA (PCAS-TC) considera un grave retroceso democrático, así como un flagrante y manifiesto recorte en las libertades y derechos de los vecinos de Burgos, la degradación del exiguo espacio de participación ciudadana permitido en los plenos municipales del consistorio burgalés, tanto por los contenidos de esta amputación democrática, como por la forma oscurantista en que se ha tramitado.

Los castellanistas burgaleses denuncian que en la última reunión de la Junta de portavoces del Ayuntamiento de Burgos, por unanimidad de los cinco grupos representados, y sin efectuar ningún tipo de consulta a órgano externo (Consejo de Participación Ciudadana, por ejemplo), se ha reducido el minúsculo espacio de participación ciudadana existente en los plenos municipales, limitando su ya de por si insignificante tiempo, obligando a aquellos vecinos que hayan solicitado su presencia en el tramo final del pleno a meramente leer sin ningún tipo de modificación un texto de cinco líneas que debe recibir previamente el visto bueno de alcaldía y de la junta de portavoces.

Para el PARTIDO CASTELLANO-TIERRA COMUNERA (PCAS-TC), este atentado democrático y contrario a los derechos civiles evidencia el desprecio de PSOE, PP, Ciudadanos, Podemos y Vox, por la auténtica participación ciudadana, queriendo reducirla, jibarizarla y constreñirla a una esperpéntica y ridícula caricatura, en que el ciudadano que se avenga a este se limitará a leer 60 palabras, que previamente han pasado la censura del Sanedrín inquisitorial.

Para los castellanistas burgaleses, Burgos es una de las ciudades españolas que peor desarrollan la obligación constitucional y municipalista de fomentar la participación ciudadana. Se aprueban reglamentos farragosos y órganos de teórica inclusión ciudadana que los vecinos desconocen, que no cuentan con la participación de la gente, y que acaban siendo espacios copados por camarillas políticas, verdaderos criaderos del más sucio clientelismo.

Para el PARTIDO CASTELLANO-TIERRA COMUNERA (PCAS-TC) la participación ciudadana activa y libre, es esencial para una democracia participativa, avanzada, transparente real, que es lo que desea la gente, mientras que los cinco grupos municipales del Ayuntamiento de Burgos, en lo único que se ponen de acuerdo es en repartirse cada más suculentas dietas, liberados y remuneraciones y en alejar los ojos y la voz de la gente de la calle de sus manejos y chanchullos, ajenos al interés general.