Desde el pasado lunes 27 de enero se están realizando unas obras de mejora en el carril bici de la Av. de Castilla y León, junto a la C/ Juan Bravo, la intervención está consistiendo en sustituir un tramo del trazado, que estaba formado por baldosa pintada de color rojizo, por el pavimento utilizado en el resto del carril.

Hasta ahí todo normal. Sin embargo, desde el PARTIDO CASTELLANO- TIERRA COMUNERA (PCAS-TC), se solicita al Consistorio burgalés que no dilapide el dinero público, y que proyecte las actuaciones que se van a llevar a cabo. En el pasado otoño la Brigada Municipal de Obras, empleó varias jornadas de trabajo en parchear exactamente la misma zona que semanas después ha sido “víctima de la piqueta”, con lo cual la anterior actuación ha resultado baldía.

Por ello desde las filas comuneras se hace un llamamiento al Ayuntamiento de Burgos a “preservar el patrimonio municipal”, y a no malgastar un solo euro en “chapuzas de este tipo” ¿cuántas intervenciones en esta línea quedarán en el anonimato?

Algo similar ocurrió a principios de año, en esta ocasión en el Paseo de la Quinta; junto al “Puente de la Autovía” se construyó una acera, junto al carril bici, con la finalidad de conectar con el paso de peatones con la acera de la Quinta, pues bien en la última intervención se ha sustituido por una capa de zahorra…

Los munícipes siguen dilapidando el dinero, que no consideran suyo, son enormes los ejemplos, desde el no cobro de alquileres municipales, hasta el constante goteo en gastos prescindibles, como es el caso.