La formación castellanista quiere hacer de este 8 de marzo una fecha reivindicativa, donde mujeres y hombres de la mano clamen por la igualdad real de derechos y obligaciones de ambos sexos. Desde la entidad comunera se hace un llamamiento a las clases gobernantes, en lo político y en lo económico, a que pasen a la acción.

“Estamos hartas de tanta palabrería, y de gestos cara a la galería, después el día a día demuestra, que las buenas intenciones…se quedan en eso,…meras intenciones. Como dice el refrán castellano, “obras son amores, y no buenas razones”.

El PARTIDO CASTELLANO (PCAS) afirma que aunque el camino recorrido en España en general y en Castilla en particular de cara a reconocer la igualdad de derechos entre hombres y mujeres ha sido importante, “muchas de las iniciativas olvidan a las mujeres del mundo rural”. Todas las conculcaciones de derechos que sufren las mujeres son especialmente sangrantes en los pequeños municipios, por ello “exigimos que las medidas que se aprueban también tengan un seguimiento, y presupuesto, en los pequeños núcleos de población”.

El PARTIDO CASTELLANO- TIERRA COMUNERA (PCAS-TC) tampoco quiere dejar pasar la ocasión de criticar el lamentable ejemplo que está dando el Gobierno de España, enfrascado en discusiones de salón, sobre el machismo, y el feminismo, cuándo lo único que buscan es rédito electoral, y no dotar de presupuestos a las políticas que cacarean, perdiendo tiempo y esfuerzos en polémicas estériles que dan alas a los discursos y voces que intentan demonizar esta justa lucha.

Millones de mujeres y de hombres están saliendo a la calle en todo el mundo para que su voz se siga escuchando cada vez más fuerte, es una lucha de personas, “que buscamos superar la histórica discriminación de las mujeres, a las que se llegó a denominar con la casposa definición de sexo débil”.

A pesar de este esfuerzo a día de hoy se siguen vulnerando sus derechos como ciudadanas, trabajadoras y personas. La tasa de desempleo femenino es mayor al masculino, tampoco existe proporcionalidad entre mujeres y hombres en la representación en los altos cargos de empresas, tanto privadas, y más preocupante, si cabe, en las públicas; el apoyo a la maternidad, tan necesario en una tierra como la nuestra, que sufre una importante despoblación y bajísimas tasas de natalidad, es ridículo, las mujeres siguen temiendo por el despido en caso de quedarse embarazadas, además cuentan con escasos periodos por bajas de maternidad, comparados con otros países de la Unión Europea, por no hablar de los problemas de conciliación entre la vida laboral y familiar.

Debemos caminar todas, y todos juntos hacia una sociedad igualitaria en derechos y deberes, que respete a las personas sin ninguna discriminación por razón de sexo. Sin olvidar a los países del Tercer Mundo, lugares donde no se respetan derechos universales como el derecho a la vida o el derecho a la integridad física y dónde las mujeres son objeto de explotación por lo que el PARTIDO CASTELLANO- TIERRA COMUNERA (PCAS-TC) ve el Día Internacional de la Mujer como un día reivindicativo que no ha perdido vigencia.