El PARTIDO CASTELLANO- TIERRA COMUNERA (PCAS-TC) no comparte el modelo de gestión que se propone para «El Plantío»

La formación castellanista lamenta profundamente que el PSOE caiga en los mismos errores que los sucesivos gobiernos populares han incurrido durante diferentes mandatos municipales, “el usurpar a la ciudadanía el derecho a opinar”, tomando importantes decisiones en periodos donde la ciudadanía presta menos atención a la vida municipal.

Como ya manifestó en su momento la formación comunera, desde el PCAST-TC se solicita al Equipo de Gobierno, “que no se precipite, y ceda por décadas el Municipal de “El Plantío” a un grupo inversor que aterrizó en Burgos hace poco más de un año”. También solicita coherencia Daniel de la Rosa que hace unos meses defendía el uso compartido de la instalación. Según la propuesta, el concesionario  (Burgos CF), “asume la obligación de compartir las instalaciones,  cuando exista otra sociedad anónima deportiva que milite en una categoría superior, teniendo derecho a percibir el concesionario del peticionario una compensación económica fijada en 123.350 € al año y a compartir los gastos de funcionamiento de la instalación”, lo que en la práctica cierra la puerta a cualquier otro equipo, al tener que pagar por la instalación y no recibir ninguno de los beneficios de explotación de los que dispondrá el Club de la familia Caselli.

Además, para los comuneros burgaleses resulta descabellado ceder ésta instalación municipal por un periodo tan largo, 40 años es casi a perpetuidad, a una sociedad que acaba de llegar a Burgos, y que todavía sólo ha demostrado buena voluntad. Privatizando, de hecho, la instalación deportiva más grande de la ciudad. El acuerdo supondría el uso exclusivo del Estadio, al Burgos CF SAD, en el que el Ayuntamiento acaba de invertir cantidades próximas a los 10 millones de euros.

Este convenido coarta las posibilidades de desarrollo de otros clubes de la ciudad, que verían vetada “sine die” la utilización del Municipal; Bupolsa y Real Burgos, éste último además de propiedad municipal. “La ciudad debe apoyar a su clubes deportivos, pero no puede dar a unos todos y a otros nada. Lo público debe ser utilizado por todos, fijando unos criterios, pero no excluyendo de partida a todos”. ‘Los castellanistas lamentan que el Consistorio renuncie, si se llega a este acuerdo, a la gestión de la instalación, y al beneficio que se pudiera obtener tanto de publicidad estática, en videomarcadores o la explotación de los locales comerciales que pueden crearse en los bajos de los graderíos, como hacía hasta el comienzo de la reforma”.

La instalación debe de servir para dar un servicio público, como en su día, Enero de 2018, propuso esta formación política, con la creación de la “la Casa del Deporte” en los bajos de Lateral. La Casa del Deporte de Burgos debiera cumplir la misión de dar soporte y aglutinar a todas aquellas Federaciones, Delegaciones y Clubes que requieran de un espacio para la realización de las tareas propias del deporte al que representan.

Por último desde las filas castellanistas se lamenta que el anexo de “EL Plantío” conocido popularmente como “La Corrala”, siga dos años después de ser destrozada “en el limbo”, el proyecto de reforma no incluía su inutilización, sin embargo gobierne quien gobierne en Burgos, se pone del lado de los poderosos y no se exige responsabilidades.