Siguen pasando los meses y el objetivo inicial de poder contar con unas instalaciones adecuadas para finales de 2019, suenan hoy a broma de mal gusto.

Se activó el procedimiento deprisa y corriendo para poder contar con el esqueleto de la obra de cara a la campaña electoral de mayo de 2019 y a partir de ahí la desidia y el descontrol hicieron acto de presencia.
La necesidad de un modificado del proyecto, cuyo trámite se torna eterno, ya que el inicial se hizo para la foto y pocos meses después vio la luz ya anticuado, hacen que veamos como el dinero invertido hasta la fecha se vaya poco a poco devaluando y por desgracia no es una situación nueva por esta zona, recuerdan el centro Tomás Pascual Sanz, los tramites del nuevo hospital…
A pocos días de terminar este 2020, desde el Partido Castellano – Tierra Comunera presentaremos mediante nuestro representante en la corporación Vanesa González (IU-Q-PCAS-TC-IB) una pregunta para ser respondida en el pleno de diciembre de 2020 en la que se informe públicamente de los siguientes puntos:

  • Estado de tramitación actual del modificado del proyecto
  • Plazos de terminación de las instalaciones en función del punto anterior
  • Responsabilidades y perjuicios causados por los retrasos
  • Medidas de seguridad y protección de la obra durante el tiempo en que está ha estado parada
  • Razones de la falta de claridad e información en relación a los retrasos en este proyecto