Desde el Partido Castellano – Tierra Comunera (PCAS-TC)  denunciamos la falta de expectativas de futuro y estabilidad de los profesionales sanitarios tanto de Castilla y León como del resto de Comunidades Castellanas, esto nos lleva a una constante pérdida de facultativos en la mayor parte de las áreas sanitarias, situación que conlleva la imposibilidad de poder llevar a cabo proyectos médicos a medio y largo plazo, así como la desatención sanitaria de amplias comarcas durante largos periodos de tiempo.

Muy preocupante es la falta de asistencia pediátrica en numerosas áreas sanitarias como Roa de Duero, Aranda Rural, Huerta del Rey en la provincia de Burgos, Benavente en la provincia de Zamora o Puente de Domingo Flórez y Toreno en la provincia de León, esta situación era conocida por la Junta de Castilla y León meses atrás y llegó la fecha en que se hacía efectivo el concurso de traslados sin ninguna solución y explicación por su parte, solo la desidia y asumir como normales situaciones que no lo son.

Por desgracia, la falta profesionales sanitarios y el constante traslado de aquellos que tienen plaza en nuestra comunidad no sólo afecta a la especialidad pediátrica, sino que es una constante en el resto de especialidades y se hace más alarmante en el medio rural.

Desde el Partido Castellano – Tierra Comunera (PCAS-TC)   no vamos a bajar los brazos y vamos a trabajar de forma constante por una sanidad digna para nuestros convecinos.

Tomando como referencia los Centros Rurales Agrupados, algunos de los cuales se han convertido en referencia en innovación educativa y son atractivos tanto para profesores como alumnos, por poner un ejemplo de los muchos existentes el CRA valle del Riaza (Milagros-Adrada de Aza), pensamos que es posible y sobre todo necesario trabajar en este sentido en nuestros pueblos sin renunciar a tener una sanidad innovadora y de calidad

La Consejería de Sanidad, así como el Presidente Mañueco, también sus predecesores siempre han ido por detrás en este, también en muchos otros asuntos, limitándose a certificar la decadencia y perdida de servicios de nuestros pueblos y comarcas, unido a la callada por respuesta (llevamos más de un mes sin noticias de la Junta en relación a la marcha de los pediatras).

Unido a la propuesta de innovación en torno al modelo de los CRA aplicado al ámbito sanitario, pero optando a la mejor atención y no como hace la Junta con la tijera de los recortes y los cierres de servicios, hacemos la siguiente batería de propuestas:

  • Plan de incentivación del retorno para aquellos profesionales sanitario que se han marchado y que hayan nacido o tengan vinculaciones familiares en las áreas sanitarias en cuestión, con lo cual se incentivará la permanencia en el puesto
  • Estudio de detalle (y si existe que se haga público y se trabaja sobre el mismo) sobre la situación, necesidades e inquietudes de nuestros profesionales sanitarios, poniendo especial foco en las zonas de más difícil cobertura sanitaria, no para dejarlo en un cajón sino para trabajar codo con codo con los profesionales sanitarios, ayuntamientos y todos los actores implicados en estrategias y soluciones concretas
  • Plan de incentivos y de estabilización de la carrera sanitaria, con formación permanente e innovación sanitaria para nuestros profesionales sanitarios especialmente en las zonas de difícil cobertura medica
  • Mejorar la accesibilidad, los medios de transporte y el mantenimiento y seguridad de nuestras carreteras (veamos como ejemplo el estado lamentable que presenta la N-122 y muchas otras vías provinciales y comarcales) que deben ser transitadas por nuestros profesionales sanitarios
  • Impulsar y agilizar el plan que pretende interconectar telemáticamente los consultorios y centros de salud con los hospitales de referencia (prueba piloto en el Hospital Santos Reyes de Aranda de Duero)

El PARTIDO CASTELLANO- TIERRA COMUNERA (PCAS-TC) siempre va a estar apoyando y luchando por la calidad de vida de nuestros pueblos y comarcas, porque vivimos en ellos, no en un despacho en el que los problemas se escuchan de oídas.