El bipartito municipal “amenaza” con saltarse la legalidad en relación a la instalación y cableado de la fibra óptica en amplias zonas de la ciudad.

Según las fuentes consultadas por el PARTIDO CASTELLANO- TIERRA COMUNERA (PCAS-TC), las pretensiones de cableado que pretende auspiciar el bipartito, necesitan de la modificación de la “Ordenanza municipal de normalización de elementos constructivos para obras de urbanización y telecomunicaciones”. “Dar el visto bueno a cualquier instalación de este tipo, sin modificar la Ordenanza, haría incurrir a los responsables municipales en un presunto delito de prevaricación administrativa, al ignorar las normas dictadas”.

Este tipo de actuaciones deja a las claras la improvisación con la que actúa el gobierno municipal, que al parecer, en casi dos años desde su elección, no ha tenido tiempo de modificar las normativas necesarias para dar el visto bueno, y legal a la instalación.

“En una década los diferentes equipos de Gobierno municipales han tenido tiempo de sobra para avanzar en la normativa a la velocidad que lo hacían las necesidades de las compañías de telefonía e Internet, sin embargo, como se ve, no ha sido prioridad para nadie”.

Ante estas circunstancias, los castellanistas solicitan, que antes de violar la Ley, se proceda de inmediato a modificar todas aquellas ordenanzas que permitan el cableado de fibra, siempre dentro de la legalidad.

De igual manera los comuneros burgaleses recuerdan a la corporación municipal que deben de dar ejemplo, cumpliendo las normas, no como hicieron con el cartel luminoso situado el balcón de la casa consistorial, que  incumplía la norma, pero que el PSOE sólo denunció en la oposición, cuando llegó al Gobierno, hizo la vista gorda.

Por último los castellanistas solicitan que se tenga en cuenta a los técnicos municipales en este tipo de actuaciones, pues ellos son los que mejor conocen la legalidad municipal, “y no se les ningunee en busca de rentabilidad política”.