Banderas de Castilla

La ciudad de Burgos, siempre comprometida con el Castellanismo y con el mensaje de las Comunidades de Castilla, conmemorará también el V Centenario de la Revolución Comunera, el domingo 25 de Abril, a las 12:30 horas, en la Plaza Mayor de la localidad burgalesa, en un acto público convocado por el PARTIDO CASTELLANO TIERRA COMUNERA (PCAS-TC), en el cual tendrá lugar una breve intervención pública, la lectura del Manifiesto redactado por la comisión ciudadana del V Centenario de la Revolución Comunera, y el Canto de esperanza de Luis López Álvarez y Nuevo Mester de Juglaría.

Un acto presencial autorizado por la Subdelegación del Gobierno de Burgos que se realizará con aforo limitado y manteniendo todas las restricciones sanitarias impuestas por la pandemia del covid19, en el cual la formación castellanista exigirá, tanto a las instituciones como a la ciudadanía, la necesidad de conmemorar el V Centenario de la Revolución Comunera desde una clave castellanista y social. Castellanista reivindicando la unidad de Castilla en el marco de una España Federal, así como el respeto a su cultura, su identidad y exigiendo la potenciación de la lengua castellana como instrumento social, cultural y económico. Y una celebración social, por la repoblación rural, la transformación verde que nos lleve a un modelo de producción y consumo más sostenible, el futuro digno para los jóvenes en su propia tierra, sin precariedad y sin tener que emigrar, la democracia participativa y transparente implacable con los corruptos, la lucha por la plena y efectiva consecución de la igualdad de género en la sociedad y la economía.

El PARTIDO CASTELLANO TIERRA COMUNERA (PCAS-TC), así mismo celebrará también, el mismo viernes 23 de Abril, en Villalar de los Comuneros, su conmemoración comunera de 12:30 a 13:00 junto al monolito que recuerda la gesta de Padilla, Bravo y Maldonado en la plaza de la localidad vallisoletana, con intervenciones que criticarán el absoluto desprecio con que la práctica totalidad de las administraciones públicas e instituciones de Castilla están tratando un evento de enorme trascendencia política, histórica, cultural y social para nuestro pueblo y nuestra tierra.

Así mismo, los integrantes del PARTIDO CASTELLANO TIERRA COMUNERA (PCAS-TC), recordarán a la ciudadanía de Burgos el domingo 25 de Abril en la Plaza Mayor de la capital burgalesa, la necesidad de materializar el monumento a los Comuneros, aprobado por el Ayuntamiento de Burgos en pleno en el año 2000, del que solo se ha colocado una primera piedra en la Glorieta de la Avenida de Castilla y León.

Desde el PARTIDO CASTELLANO TIERRA COMUNERA (PCAS-TC), se reclama a la ciudadanía y al tejido social de Castilla una acción decidida y reivindicativa para impulsar durante los años 2021 y 2022, todo de tipo de iniciativas orientadas a recuperar y reivindicar la gesta de los Comuneros de Castilla, no solo como episodio histórico de primera magnitud, sino como elemento clave de la construcción democrática y participativa de nuestra sociedad, como reivindicación permanente de una Castilla unida en una España federal, como garante de las libertades individuales y colectivas, como un proceso de transformación y modernización de la economía y la producción… Los castellanistas hacemos un llamamiento al pueblo castellano para que, en todas las localidades, asociaciones, escuelas, etc… se reivindique este V Centenario de Los Comuneros, de manera castellanista, social, popular joven y feminista.

Intentar hablar de los Comuneros como hacen los representantes del PP, PSOE, Ciudadanos y Podemos, despojándoles de su identidad castellanista, de su compromiso por la transformación social, de su lucha irrenunciable por la democracia y por la participación popular, de su irrenunciable vocación por el acceso al poder político, económico y social de los sectores populares, tanto urbanos como rurales, es absurdo y solo puede ser entendido como una ridícula maniobra para convertir la Revolución Comunera en una anécdota historicista, desideologizada y caricaturizada… en suma: inofensiva para los poderosos, los mismos hoy que hace quinientos años, que pretenden monopolizar en pocas manos todo el poder económico, mediático, político y social en esta tierra.

Los castellanistas del Siglo XXI somos conscientes de la enorme fuerza moral y ética de Los Comuneros y de la extraordinaria capacidad de movilización popular y de transformación social que el mensaje de la Revolución Comunera encierra, no como una mera reliquia con 500 años de antigüedad, sino como bandera que guíe a las castellanas y castellanos hacia la profunda transformación que este pueblo y esta tierra necesitan para construir su propio futuro, con alternativas reales para nuestros jóvenes, con medidas efectivas contra la despoblación, con una economía que desarrolle plenamente nuestros potenciales, con una transformación verde de nuestro territorio y nuestra sociedad.