Logo Partido Castellano - Tierra Comunera

EL PARTIDO CASTELLANO-TIERRA COMUNERA (PCAS-TC) ACUSA A LA JUNTA DE CYL Y AL GOBIERNO CENTRAL DE COLAPSAR LA ATENCIÓN PRIMARIA Y DEJA A LA CIUDADANÍA SIN ATENCIÓN SANITARIA EN PLENA 6ª OLA DEL COVID

El PARTIDO CASTELLANO-TIERRA COMUNERA (PCAS-TC), acusa a la Junta de Castilla y León y al Gobierno Central de dejar sin recursos humanos y materiales a los Servicios de Atención Primaria de la Comunidad Autónoma de Castilla y León, lo cual ha llevado al colapso total de los Centros de Salud y de los Consultorios médicos en las nueve provincias de esta comunidad castellana.


Tras dos años de pandemia del CoVid-19, y la experiencia de las cinco olas de contagios precedentes, los continuos incumplimientos por parte de la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León y del Ministerio de Sanidad del Gobierno Central, la realidad con la que se encuentran los dos millones y medio de ciudadanos de esta comunidad autónoma, es que los rastreadores para el seguimiento de la trazabilidad de los contagios por el coronavirus han desaparecido, los refuerzos de las plantillas de personal médico y de enfermería en atención primaria se han anulado, los Centros de Salud no responden ni presencial ni telefónicamente a los pacientes, es imposible conseguir cita, no se realizan ni pruebas PCR ni test de antígenos, las consultas de especialidades o de rehabilitación, así como las operaciones quirúrgicas programadas, se retrasan o anulan, etc… y la atención sanitaria ha quedado tan colapsada, que se obliga a la ciudadanía a buscarse la vida al margen del sistema, pagando precios desorbitados por pruebas de antígenos o PCR’s en laboratorios privados o haciendo largas colas en las farmacias a la espera de los pocos test de autodiagnóstico disponibles; las prescripciones de las autoridades sanitarias se han convertido en un ininteligible, contradictoria e incoherente conjunto de buenas intenciones, que se resumen en “quédese en su casa salvo que la situación sea de extrema gravedad, hágase un test privado y páguelo de su bolsillo y realice usted mismo los rastreos de sus contactos”.


Los castellanistas del PARTIDO CASTELLANO-TIERRA COMUNERA (PCAS-TC), denuncian que tras dos años de pandemia, están claras las medidas que los profesionales de la salud han considerado eficaces, mientras que la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León y el Ministerio de Sanidad del Gobierno Central, han esquivado siempre los aspectos más necesarios, como son fortalecer las plantillas de médicos y enfermeras en la Atención Primaria, especialmente en los consultorios rurales, garantizar la presencialidad de la atención sanitaria, avanzar en la reducción de la temporalidad de las contrataciones y dotar de medios de refuerzo ante situaciones excepcionales –como la pandemia- o habituales –como las bajas por enfermedad o el disfrute de las merecidísimas vacaciones-.


La formación comunera, tal y como está incorporando a su programa electoral ante las elecciones autonómicas del 13 de febrero, opta por cubrir íntegramente las plantillas de medicina y enfermería en la atención primaria en Castilla y León, donde faltan más de 800 médicos y más de 1.500 enfermeros. Así mismo, la formación castellanista exige equiparar los salarios y las duraciones de los contratos en la Sanidad de Castilla y León a los existentes en el País Vasco, para frenar la fuga de sanitarios del sistema de salud de esta comunidad castellana, así como la creación de una nueva Facultad de Medicina a ubicar en Burgos e incrementar las plazas ofertadas anualmente de médicos MIR y de acceso en los estudios de Enfermería.

Especial atención dedica el PARTIDO CASTELLANO-TIERRA COMUNERA (PCAS-TC), a la atención sanitaria rural, donde los castellanistas entienden que una Sanidad moderna, próxima y de calidad es esencial para luchar por la Repoblación Rural. Para ello, esta formación comunera plantea una reforme integral de todos los consultorios médicos rurales, que los contratos temporales de personal sanitario rural lo sean por un mínimo de 5 años, con derecho a ser fijos a partir de ese tiempo, que se les ofrezca vivienda gratuita en las localidades rurales de residencia, así como un programa de acogimiento y acompañamiento para sus familias, un sistema de formación online de calidad y un incremento en sus retribuciones del 20% respecto a la situación en territorios no afectados por la despoblación rural.

Compartir publicación
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

EL PARTIDO CASTELLANO-TIERRA COMUNERA (PCAS-TC) EXIGE URGENTEMENTE UN INFORME INDEPENDIENTE DE LOS GASTOS DE LOS GRUPOS DE LAS CORTES DE CASTILLA Y LEÓN ANTE PRESUNTOS CASOS DE CORRUPCIÓN

La coalición electoral PARTIDO CASTELLANO-TIERRA COMUNERA-RECORTES CERO (PCAS-TC-RC), que concurre a las elecciones autonómicas del 13 de febrero en las 9 provincias de Castilla y León, ha reclamado a los grupos parlamentarios de las Cortes de Castilla y León, la presentación pública con anterioridad a las votaciones, de un informe fiscalizado por auditor independiente que justifique con detalle los gastos realizados por los grupos políticos con las subvenciones que les proporciona el Parlamento de Castilla y León para su funcionamiento ordinario

El PCAS-TC-RC comienza la campaña bajo el lema «Llenos de orgullo»

El PARTIDO CASTELLANO-TIERRA COMUNERA (PCAS-TC) que en estas elecciones concurre en coalición junto a Recortes Cero (RC), se presenta en las nueve provincias de la comunidad autónoma, con el compromiso de desbancar al PP y a Mañueco del poder, «llevan décadas empobrecimiento esta tierra y son el problema no la solución»

El PARTIDO CASTELLANO-TIERRA COMUNERA-RECORTES CERO (PCAS-TC-RC) denuncia a Daniel de la Rosa, ante la Junta Electoral, “por su falta de talante democrático”

La coalición electoral PARTIDO CASTELLANO-TIERRA COMUNERA-RECORTES CERO (PCAS-TC-RC) se dirigió el pasado domingo, registrando de manera telemática un escrito en el Ayuntamiento, al Alcalde de Burgos, Daniel de la Rosa, solicitando la instalación en las calles de la ciudad de los tradicionales paneles para que las diferentes formaciones políticas pudieran colocar sus carteles electorales.