Logo Partido Castellano - Tierra Comunera

Castilla nos une

Castilla nos une

El PARTIDO CASTELLANO-TIERRA COMUNERA (PCAS-TC) rinde su tradicional Homenaje a los Comuneros el sábado 3 de febrero en Toledo (Febrero 2024)

Los castellanistas comenzarán los actos a las 12 de la mañana en la Plaza de Zocodover, con su ya tradicional chocolate con bizcochos y, tras un pasacalle por las calles de la ciudad, finalizarán con una ofrenda floral en la Plaza de Padilla

El PARTIDO CASTELLANO-TIERRA COMUNERA (PCAS-TC) vuelve a celebrar el tradicional Homenaje a los Comuneros toledanos este sábado 3 de febrero entre las Plazas de Zocodover (desde las 12:00h) y de Padilla, y de nuevo será en un acto público en las calles de la ciudad, que en este 2024 celebra ya su XXXVI edición de manera ininterrumpida.

Los castellanistas, fieles a la cita toledana, han elaborado un programa sencillo en el que no faltará la música y los bailes castellanos junto con las reclamaciones políticas, feminismo, cultura o historia, y que una vez más se iniciará con el ya tradicional chocolate con bizcochos en la Plaza de Zocodover, que ayuda a templar la mañana toledana.

Así, el acto volverá a ser una fiesta en la que reclamamos nuestra identidad castellana, de un pueblo con más de 1200 años de historia, con una cultura, un patrimonio artístico y ambiental, una lengua que hablan cientos de millones de personas a lo largo y ancho del mundo, que se merece recuperar su unidad y protagonismo en una España Federal y Solidaria, en una Europa que debe ser referente mundial de los derechos humanos, la sostenibilidad, la democracia, la participación, la economía social y la solidaridad internacional.

En los días en que se celebra la salida de María Pacheco de la ciudad y el fin de la Guerra de las Comunidades, hace ya 502 años, los castellanistas volveremos a reclamar por las calles de Toledo la vigencia del movimiento comunero, la primera revolución moderna de la historia que se adelante más de 200 años a la Revolución Francesa y que supone un hito histórico en Castilla, en España y en Europa.

El silencio prácticamente total y absoluto con que las administraciones locales o autonómicas celebraron el V Centenario de la Revuelta Comunera, en un aniversario que sería celebración “por todo lo alto” en cualquier otro lugar europeo, no es sino un aliciente más para que desde el PCAS-TC no desfallezcamos en esta cita anual

En esta ocasión, como viene siendo habitual en los últimos años, los castellanistas incidiremos en la reclamación de homenajear a María Pacheco con una estatua en su honor, que desde PCAS-TC se lleva solicitando más de treinta años. Por este motivo, continuaremos recordando que pese a ser prometida por la anterior alcaldesa Milagros Tolón en 2015, durante la inauguración de la estatua de D. Juan de Padilla, y que en varios plenos municipales en los últimos años se ha aprobado la instalación de esta estatua (la de Juan de Padilla se aprobó en pleno municipal en múltiples ocasiones durante casi 150 años hasta ser una realidad gracias a la donación de una entidad privada, la Fundación Soliss), ninguna noticia se ha tenido en estos años sobre el proyecto o la ubicación concreta de esta. Y, como siempre en esta ciudad, Toledo llega tarde a los homenajes de alguno de sus ciudadanos ilustres, así como tampoco aparece en el horizonte el tantas veces reclamado Centro de Interpretación de las Comunidades. Lamentablemente, la llegada de la derecha y la extrema derecha al gobierno municipal nos hace temer que el homenaje a María Pacheco volverá a dormir “el sueño de los justos” en algún cajón municipal.

Una vez más, desde el PARTIDO CASTELLANO-TIERRA (PCAS-TC) se reclamará la presencia y el reconocimiento de Castilla en el debate sobre la plurinacionalidad de España que vuelve a estar abierto en medios políticos, evitando nuevamente la marginación de los castellanos en el proceso de reforma del sistema político que España precisa, así como planes de emergencia para luchar contra la feroz despoblación rural que afecta a la mayor parte de las Comarcas Castellanas o el fin definitivo de los Trasvases desde el esquilmado y moribundo río Tajo.

Compartir publicación