Logo Partido Castellano - Tierra Comunera

Castilla nos une

Castilla nos une

EL PCAS-TC AVIVA EL CASTELLANISMO EN SU JORNADA DE REFLEXIÓN, PERO CON LA NECESIDAD DE BUSCAR UNA MAYOR ‘TRANSVERSALIDAD’

  • La apuesta por una mayor practicidad y apoyarse en los movimientos locales o en los sindicatos se rebelan como ideas clave para ensanchar el castellanismo
  • Luis Marcos reconoció que el PCAS-TC tiene “una ventana de oportunidad” en las próximas elecciones europeas, autonómicas y municipales sustentado en los pilares principales del partido: su carácter progresista, ruralista, feminista y ecologista
  • El alcalde de Villalar de los Comuneros, Luis Alonso, denunció la contraprogramación sibilina de la Junta de Castilla y León contra la fiesta del 23 de abril

Castilla 5 de marzo de 2024. El Partido Castellano-Tierra Comunera ha celebrado en Valladolid una jornada de reflexión sobre el castellanismo en la que representantes del partido o no vinculados a él han debatido sobre el futuro de este movimiento y se ha dado una importante coincidencia en la necesidad de buscar una mayor ‘transversalidad’ de la formación.

La jornada, con el título ‘Castellanismo: de la primavera cultural a la acción” se ha celebrado en el Centro Cívico Zona Sur de Valladolid con la asistencia de cerca de medio centenar de personas y la participación de una decena de ponentes procedentes de sectores como la cultura, la poesía, el patrimonio, el periodismo, el activismo o la política.

En dos mesas redondas marcadas por la presencia de la cultura, lo rural y la autocrítica castellanista, los ponentes han opinado sobre el presente y el futuro del castellanismo comenzando por destacar las manifestaciones culturales que se ven en los últimos tiempos con Castilla como punto en común. “Somos un plato roto en cuyos pedazos se están haciendo muchas cosas, sin apenas coordinación entre ellas”, ha señalado el poeta y autor de libros como ‘Raigambre’ y ‘Gazuza’, Rubén Ruiz. El propio Ruiz fue el primero en apuntar como objetivo “ensanchar el castellanismo” para llegar “a lugares que no ha llegado nunca” y a otros en los que puede ser más presente como “la cultura, por supuesto”, pero sobre todo hacer un trabajo previo para ganar “base social, aglutinando”.

En este sentido, la exalcaldesa de San Pelayo, periodista y actual codirectora del podcast ‘La Melonpedia’, ha apostado por la “practicidad” y buscar los puntos en común en el movimiento castellanista. “Si nos fijamos más en las diferencias que tenemos uno de Pedraza con uno de Sedano vamos cada uno por nuestra cuenta y no nos unimos para luchar contra Mañueco, que tiene que ser el objetivo final”, ha enfatizado la también exdiputada provincial.

Otros planteamientos relacionados con la idea de que el PCAS-TC pueda crecer han apuntado a la posible idoneidad de apoyarse en los movimientos locales o en los sindicatos y la necesidad de “ilusionar a la militancia hacia dentro y hacia fuera”.

Ante estos planteamientos, el secretario general del Partido Castellano-Tierra Comunera, Luis Marcos, ha recalcado que la clave del partido “está en la transversalidad” y como “partido modesto” entiende que este trabajo para ensanchar se puede hacer mejor, pero también “sin perder de vista” los pilares principales del partido, como que es progresista, ruralista, feminista y ecologista. Y sobre todo, subraya Marcos, poder convencer de que el PCAS-TC puede resolver los problemas de la gente. “Porque si no, la gente va a creer que sus problemas se los puede resolver Vox”, ha enfatizado. A su juicio, el actual “ciclo político” va a durar unos 4 ó 5 años y ve que el PCAS-TC tiene “una ventana de oportunidad” en las próximas elecciones europeas, autonómicas y municipales.

En cuanto al medio rural, el secretario general de la formación castellanista ha defendido que “hacer cosas en pueblos pequeños anima”, por eso ve también oportuno que el partido se abra y se fije en las comunidades rurales, donde hay gente que puede “aportar cosas y contribuir”. “Esta tierra sin partidos políticos castellanistas esta tierra no tiene futuro”, ha concluido.

Contraprogramación sibilina

También se han podido escuchar las opiniones de Luis Alonso, alcalde de Villalar de los Comuneros, exsocialista y actualmente independiente, que ha recordado la importancia que tuvo para él el movimiento que el pasado año permitió llenar de programación cultural el Día de Castilla y León pese a la falta de apoyo de la Junta. Por eso ha llamado a la colaboración de todos para la fiesta de este 23 de abril porque lamenta que los “obstáculos” se van a mantener o incluso van a ser peor, pues cree que “la acción o la contraprogamación de la Junta se está haciendo de forma muy sibilina” y los recursos con los que se pudo contar en 2023 “no van a ser suficientes para tener un Villalar como el del año pasado”.

Otro punto de vista ha sido la del joven miembro del movimiento Segovia Viva, Arturo Barbero, que ha señalado la importancia que tiene para él la importancia de los nombres y la “topominia”, como en el caso de reivindicar la denominación Sierra de Guadarrama, en lugar de Sierra de Madrid. Además, ha recalcado que en Castilla y fuera de ella “todo el mundo tiene pequeños cachos de la identidad castellana y tiene esa raíz”, pero “hay que despertarla”.

Se ha podido conocer también cómo ha conseguido “sobrevivir” y gozar de un notable espacio político la Chunta Aragonesista (CHA), de manos de uno de sus fundadores, Chusé Ignacio Felices; las motivaciones de la bailarina y coreógrafa Lucía López para volver a su tierra, Valladolid, y poner en marcha proyectos como ‘Delameseta’, el proyecto de Internet rural Nordesnet ideado por el alcalde de Navares de las Cuevas, Emilio Utrilla; al historiador Julio Echazarra o al regidor castellanista de La Matilla, Diego Hernández.

Compartir publicación