Logo Partido Castellano - Tierra Comunera

Castilla nos une

Castilla nos une

El PARTIDO CASTELLANO-TIERRA COMUNERA (PCAS-TC) critica el despilfarro económico de PP y VOX en el Ayuntamiento de Burgos

Ayuntamiento Burgos

La Agrupación provincial en Burgos del PARTIDO CASTELLANO-TIERRA COMUNERA (PCAS-TC) ha expresado su profunda preocupación, criticando la gestión económica del bipartito formado por PP y VOX en el Ayuntamiento de Burgos. El PCAS-TC denuncia la falta de austeridad y control del gasto por parte del actual equipo de Gobierno.

Desde el primer momento quedó clara la actitud del equipo de Gobierno, ejemplificada por el gesto de la Alcaldesa al elevarse el sueldo, lo que demuestra, según el PARTIDO CASTELLANO-TIERRA COMUNERA (PCAS-TC), que su principal interés en la política es asegurarse un desahogado medio de vida.

Las posteriores decisiones del bipartito tampoco han sido satisfactorias. El PCAS-TC destaca el desembolso de 345.000 euros en el proyecto Burgos Río, una iniciativa que los castellanistas no consideraron prioritaria. No obstante, ya que se ha invertido esta considerable cantidad, los castellanistas instan a buscar acciones dentro de este proyecto que puedan beneficiar realmente a la ciudadanía de Burgos.

Otro ejemplo de gasto innecesario es el desembolso de 45.000 euros en un estudio de tráfico de la calle Santander, que podría ser realizado por los técnicos municipales a coste cero. El PCAS-TC señala que estudios similares en otras ciudades han costado hasta cuatro veces menos, lo que evidencia una mala gestión de los recursos públicos.

Además, desde las filas comuneras, no se entiende la propuesta del Ayuntamiento de Burgos de cambiar cuatro pasarelas sobre el río Arlanzón. A menos que presenten problemas estructurales, su sustitución parece un capricho innecesario. Para el tránsito habitual de personas, su diseño y capacidad son suficientes, por lo que desde las filas comuneras consideran inaceptable derrochar el dinero público, en una actuación sin ninguna demanda social que lo justifique, solo porque se llenaron durante la anormal celebración del Curpillos en la Quinta.

Tampoco se entiende la política de personal municipal, creando puesto de libre designación, que nunca cobran menos de 70.000 €, para satisfacer las necesidades de “amiguetes” de los políticos municipales, ninguneando a unos hartos funcionarios de carrera.

Por último, el PARTIDO CASTELLANO-TIERRA COMUNERA (PCAS-TC) recuerda al bipartito que, además de las políticas de infraestructura, existen otras actuaciones prioritarias para la ciudad. Entre estas, destacan el asentamiento de población joven, la creación de empleo, la integración de la población migrante en la sociedad o la reducción del gasto energético del Consistorio.

Compartir publicación